May asume como primera ministra en el Reino Unido y pone fin al suspenso por la sucesión de Cameron

Theresa May fue proclamada hoy líder del Partido Conservador británico luego de la sorpresiva retirada de su única rival de interna, y el próximo miércoles, dos meses antes de lo previsto, asumirá como primera ministra del Reino Unido en reemplazo de David Cameron, quien renunció luego de la victoria del Brexit.
May, de 59 años y ministra del Interior saliente, se convertirá en la segunda primera ministra de la historia del Reino Unido tras la también conservadora Margaret Thatcher, y desde el cargo deberá dirigir las negociaciones con la Unión Europea (UE) para desconectar al país del bloque comunitario, que se prevén difíciles y tensas.
La UE insiste en dar inicio cuanto antes el proceso de salida, pero May se muestra reacia a activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa -el paso legal necesario- ya que a partir de ese momento comienza a correr un plazo de dos años y el gobierno británico cree que apurarse menguará su capacidad de negociación.
El súbito encumbramiento de May se precipitó luego de que quien quedaba como su última adversaria en la interna por el liderazgo conservador, la diputada Andrea Leadsom, se retirara hoy de la carrera en medio de presiones tras decir que la futura premier sería peor dirigente que ella por no ser madre.
Horas después del abandono de Leadsom, la bancada conservadora en la Cámara de los Comunes proclamó a May como nueva líder del partido, evitando así elecciones internas entre 150.000 afiliados que estaban previstas para septiembre y acortando en dos meses el proceso de designación de un nuevo jefe de gobierno.
Cameron, cuyo mandato finalizaba en 2020, dijo que se reunirá con su gabinete mañana por última vez y el miércoles presentará formalmente su renuncia a la reina Isabel II.
“Así que tendremos un nuevo primer ministro en ese edificio detrás mío el miércoles por la noche”, dijo frente al número 10 de Downing Street, la residencia oficial del primer ministro en Londres.
Explicó que un “período prolongado de transición” no era necesario, y agregó que May es “fuerte y “competente” y “más que capaz de proporcionar el liderazgo” que el Reino Unido necesita en los próximos años.
May, que defendió la permanencia del Reino Unido en la UE en el referéndum del 23 de junio pasado, cuenta con un amplio apoyo entre los diputados de su partido -obtuvo más del 50 % de los votos en la segunda ronda para elegir un líder- y aspira a cerrar las heridas internas que ha provocado la victoria del Brexit. (Télam)

Compartir