Médico trenelense realizó cirugía inédita de corazón

OPERO A UN PACIENTE EN CORDOBA CON UNA TECNICA LASER

El joven profesional egresó de la Universidad Nacional de Córdoba y el año pasado aprendió la técnica que utilizó, en una especialización que hizo en Colombia. Indicó que este método disminuye los riesgos y que en pocos días el paciente se mostró recuperado.
GENERAL PICO – El médico trenelense Gabriel Ramello (33) realizó hace unas semanas en un centro asistencial de la ciudad de Córdoba, una operación inédita de corazón que consistió en la reparación de la válvula mitral con una técnica de video láser (videotoracoscopía), mínimamente invasiva, que disminuye los riesgos de infección, de pérdida de sangre y facilita el post operatorio. El paciente, un locutor de 65 años, luego de seis días de internación retomó su vida cotidiana, que incluye la actividad física y la práctica deportiva.
El joven profesional pampeano junto a otros miembros del equipo de Cirugía Cardiotorácica del Sanatorio del Salvador de Córdoba, llevó adelante una exitosa reparación de la válvula mitral de un locutor oriundo de la ciudad de Marcos Juárez, Juan Alberto Falchí, quien llegó al quirófano con una insuficiencia por una situación degenerativa que se agrava con los años.
La operación que duró seis horas, consistió en realizar una incisión en la ingle y luego otra cerca del pezón, por donde ingresaron las pinzas y el material necesario para la reparación. Luego se introdujo por la axila izquierda una cámara, y al lado se hizo otro corte por donde entró la pinza con la cual se cerró la aorta para detener al corazón. Además se abrió la aurícula izquierda para llegar hasta la válvula mitral, se rehicieron cuatro “cuerdas” que se habían cortado y se puso un anillo mitral a su alrededor.

Nueva técnica.
Ramello, que se tomó unos días de vacaciones para descansar en La Pampa, donde visita a su familiares y a amigos de la infancia y de la adolescencia, dialogó con LA ARENA acerca de la cirugía que aunque se realizó en el mes de septiembre, recién se conoció días atrás, destacada por medios cordobeses.
“La técnica es videotoracoscopia. Se hizo esa cirugía que se está haciendo mucho en el mundo, en Argentina no hay muchos centros y sé que en Buenos Aires hay algunos. En cambio en Córdoba, por lo que estuve averiguando, en trabajo científico y demás, no hay nadie que lo haya hecho”, contó el pampeano.
El mal funcionamiento de la válvula mitral, permite que la sangre se filtre y regrese a la aurícula de la que partió, y produce una congestión de los pulmones que se van llenando de sangre. Esto puede llevar incluso a la muerte de la persona. El paciente al que operó el profesional trenelense, tras notar cansancio y falta de aire, se sometió a distintos estudios en los que se le detectó la disfunción cardíaca.

Formación académica.
Explicó que pese a que se hace una incisión menor, este tipo de intervenciones tiene riesgos similares que los de una operación a corazón abierto.
“Los riesgos son similares a la otra cirugía y los beneficios son iguales a la cirugía convencional abierta. El objetivo es que al paciente le des la misma solución de una forma o de la otra, con las ventajas de esta, de ser una incisión más chica, que sangra menos y hace menos arritmia, porque el corazón casi no se toca. La infección más temida en cirugías cardíacas es la mediastinitis, y como uno no abre el esternón, esta técnica no tiene ese riesgo por qué va por el costado”, dijo.
El médico pampeano, que cursó sus estudios primarios en la Escuela 54 y el secundario en el Instituto Privado 25 de Mayo de Trenel, se graduó de médico en la Universidad Nacional de Córdoba, y en 2008 inició la residencia en el Hospital Italiano de la ciudad mediterránea. Además se perfeccionó en Capital Federal y en Colombia, donde en 2016 aprendió la técnica de la videotoracoscopía.
“Fui un par de veces a Buenos Aires a formarme en algunas cosas más específicas que estaban más avanzados y esta técnica la aprendí en Colombia en una institución muy grande especializada sólo en esto. Ahí en poco tiempo uno tiene la posibilidad de ver muchas cirugías y aprender mucho”, contó.
Ramello, que desde hace casi tres años que se desempeña en el Sanatorio del Salvador, visita durante estos días a sus familiares y amigos en La Pampa, donde goza de su merecido descanso.