Médicos del hospital de Guatraché volvieron, tras cuatro años de inactividad, a realizar cirugías

Cumpliendo con las directivas del gobernador Carlos Verna (que se fortalezca la atención de los pampeanos en sus localidades o regiones) el Ministerio de Salud informó que este jueves se realizaron -tras cuatro años de inactividad- las primeras cirugías en el hospital “Doctor Manuel Freire” de Guatraché.
El subsecretario de Salud, Jorge Abrego, explicó que la vuelta de dichas prácticas significa “un hecho concreto y de rápido cumplimento de la recomendación del gobernador” que se materializó en la dotación de personal, recursos e infraestructura al centro de salud, tarea que se extenderá a otros en el resto de la provincia.
A partir de ahora, el hospital guatrachense recibirá pacientes del pueblo o la región que deban someterse a cirugías de baja y mediana complejidad, un hecho que beneficia también a quienes los acompañen en el proceso ya que estarán cerca de sus hogares y no deberán trasladarse hacia Santa Rosa, evitando así las incomodidades y el gasto que eso conlleva. “La intención es que todos los hospitales de nivel cuatro tengan las capacidades para resolver las problemáticas que se presenten en cada uno de ellos. Uno de los aspectos es el quirúrgico. En eso estamos. Y agradecemos a todo el equipo porque cada uno pone su granito de arena que esto se logre. Esto demuestra que está la voluntad política de hacerlo. Habrá muchísimas cosas para corregir y recuperar, pero la intencionalidad política está”, remarcó Abrego.
La medida servirá a su vez para descomprimir la situación de los hospitales como el Lucio Molas de Santa Rosa o el Gobernador Centeno de Pico, que recibirán sólo aquellos casos que requieran en su evolución cuidados de Terapia Intensiva, algo que el guatrachense no puede ofrecer. “La prioridad siempre es el paciente y su seguridad”, explicó el funcionario de Salud.

“Los pacientes, para nosotros, tienen nombre y apellido”.
Por su parte, el director del hospital, Fernando Andreatta, destacó que con la vuelta de las operaciones los pacientes también tendrán otra tranquilidad que también incidirá en su recuperación. “Para las estadísticas cada paciente es un número más. Para nosotros, como vecinos, es Juan o María, tiene nombre y apellido. En el último tiempo hubo muchos escollos que nos generaron incertidumbre y hasta ganas de bajar los brazos, pero ahora, con impulsos externos e internos recuperamos una actividad que antes hacíamos. Ahora no tendremos que derivarlos”.
Incluso, se esperanzó conque en un futuro no muy lejano, el “Doctor Manuel Freire” pueda realizar partos y cesáreas, algo que hoy no puede porque por una ley nacional los lugares en donde se realizan esas prácticas deben tener un ambiente quirúrgico, un banco de sangre segura, un equipo quirúrgico y un neonatólogo.
“Es todo muy lindo y estamos todos de acuerdo, pero es reglamentación de fácil aplicación para una gran ciudad, en donde hay, casi que de más, profesionales. En los pueblos es un meollo que se está tratando de resolver. Esperemos que se logre en lo inmediato”, cerró quien fue acompañado por los cirujanos Eduardo Rodríguez y Marcelo Güemes, responsables de las cirugías realizadas.

Compartir