Mendoza confirmó que quiere avanzar con Portezuelo y Potasio Río Colorado

La provincia de Mendoza confirmó su intención de reactivar los proyectos Portezuelo del Viento y Potasio Río Colorado, emprendimientos que incidirán sobre el volumen y la calidad de agua del río Colorado cuando estén en marcha. Por ahora, ambos proyectos están en etapas preliminares.
La novedad se conoció en la reunión ordinaria del Comité Ejecutivo del Comité Interprovincial del Río Colorado (Coirco), que se realizó esta mañana en Casa de La Pampa en Buenos Aires.
La construcción de Portezuelo del Viento, presa hidroeléctrica sobre el río Grande –principal afluente del río Colorado–, genera preocupación entre las provincias que integran el Coirco por el impacto que ésta pudiera tener sobre la cuenca del Colorado y, en particular, por la autoridad en el manejo del agua.
La preocupación está centrada en determinar quién controlará la apertura y cierre de las compuertas de ese enorme dique. Mendoza quiere hacerlo ella por entender que al estar la represa en su territorio tiene potestad para reclamar ese derecho; Coirco y el resto de las provincias no están de acuerdo, máxime con los antecedentes que tiene esa provincia en el manejo de los recursos hídricos compartidos, de lo cual La Pampa sabe mucho.
Los nuevos representantes mendocinos en el Coirco informaron que están haciendo una revisión de los antecedentes y recopilando la información sobre las obras pendientes. El presidente del Coirco, Miguel Boyero explicó que aún están en una etapa preliminar. “Hay ciertas cuestiones que aún no se terminan de resolver y las nuevas autoridades están buscando la información para hacer una presentación técnica ante el Coirco”, señaló el presidente del Comité Ejecutivo.
La inauguración de Portezuelo del Viento estaba prevista para 2015. El proyecto contempla la construcción de una presa de embalse de 181 metros de altura, una potencia de 210 megavatios y una generación media de 887 gigavatios por año.
En cuanto al proyecto Potasio Río Colorado, los funcionarios mendocinos confirmaron el interés de la minera brasileña Vale por retomarlo, aunque con una dimensión de una tercera parte del plan original. De hecho, ya no contempla el trazado ferroviario.
La mina se emplazaría a pocos metros del río, en el paraje Pata Mora, y el depósito de sal residual que generará, a una distancia un poco mayor pero siempre en el área de influencia del río. “Si Potasio Río Colorado se reactiva a un tercio de la escala original implicaría otro nivel de riesgo”, sostuvo Boyero.

Reemplazante.
Boyero confirmó que Nación ya tiene candidato para reemplazarlo. Se trata del rionegrino Horacio Collado, que fue durante muchos años integrante del Comité por su provincia. “Es una buena noticia para el organismo y para la cuenca, porque es un hombre del palo, muy conocedor de la cuenca”, valoró Boyero.