Mendoza largará agua para rafting mientras se la niega a La Pampa

EL ATUEL MALGASTADO

Cuando los pampeanos del oeste comenzaban a acomodarse después de las inesperadas sueltas de agua del río Atuel, la provincia de Mendoza vuelve a mofarse en nuestras narices del manejo a discreción que hace de la cuenca.
Ayer, el Ente de Turismo de Mendoza anunció que desde mañana hasta el 5 de agosto se harán sueltas de 22 metros cúbicos por segundo (durante 14 horas diarias) para favorecer actividades turísticas como el rafting. Si esto ocurre, el río traerá problemas en el oeste si es que efectivamente esa cantidad de agua ingresa a La Pampa.
La información fue confirmada por Lucas Quesada, vicepresidente del Ente de Turismo de Mendoza al Diario San Rafael. El funcionario señaló que “habrá agua disponible para actividades turísticas y riego” la intención es liberar agua “14 horas por día y 22 metros cúbicos (por segundo). El diario mendocino agregó que “no está confirmado el horario de erogación pero podría ser de 8 a 22, lo que beneficiaría todo tipo de actividades que se llevan a cabo especialmente cerca del mediodía y en la tarde”.

Preocupación.
En su edición de ayer, LA ARENA publicó declaraciones del diputado del PRO Maximiliano Aliaga quien afirmó que en la vecina provincia, las barreras de contención del Atuel están abiertas, la presa Los Nihuiles a tope y expresó su preocupación por las nevadas. La situación descrita por el legislador (respaldada por fotos y videos) difiere con lo dicho por el funcionario de turismo Mendocino. “El agua que llega al oeste no es solo de lluvias”,advirtió el legislador y añadió que las obras realizadas sobre al cauce del Atuel en La Pampa no alcanzarán para absorber las sueltas.
“Hicimos un recorrido desde San Rafael hasta San Pedro del Atuel (Carmensa). Días atrás la provincia de Mendoza dijo que el agua que llegaba a La Pampa era de las lluvias pero uno de los videos que filmamos muestra que se está liberando agua, la presa está abierta. Es una apertura libre y total. En la recorrida comprobamos que la presa los Nihuiles está al 90 o 95 por ciento. Eso quiere decir que el cualquier momento la capacidad se va a superar y que, obviamente, el agua va a llegar al oeste. La inundación es inminente porque los trabajos que el Comité de Crisis hizo hasta ahora no van a alcanzara para cubrir los efectos”, señaló.

Compartir