México extraditó al “Chapo” Gúzman a EE.UU.

México extraditó este jueves al poderoso narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera a Estados Unidos, donde es requerido por dos cortes federales, informó la Cancillería mexicana. Guzmán, considerado el líder del cartel de Sinaloa, fue entregado a las autoridades estadounidenses un día antes de que Donald Trump asuma la presidencia.
La información fue confirmada por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México a través de un comunicado: “El Gobierno de la República informa que el día de hoy (jueves) el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal en la Ciudad de México, determinó negarle el amparo y protección de la Justicia Federal a Joaquín Guzmán Loera en contra de los acuerdos de la Secretaría de Relaciones Exteriores del 20 de mayo de 2016 que conceden su extradición a los Estados Unidos de América para ser procesado por diversos delitos, al considerar que dichos acuerdos cumplieron con las normas constitucionales, los requisitos establecidos en el tratado bilateral y demás disposiciones legales vigentes para su emisión y que no fueron, ni han sido vulnerados, sus derechos humanos en los procedimientos instaurados”.
Guzmán estaba detenido en una prisión cercana a la localidad fronteriza de Ciudad Juárez.
Según el Departamento de Estado, Guzmán está acusado de tráfico de drogas y crímenes narco en diversas cortes de los estados de Arizona, California, Texas, Illinois, Nueva York y Florida.
En Arizona, estado fronterizo entre Estados Unidos y México, Guzmán es requerido desde 1993 por un tribunal federal, acusado de narcotráfico, crimen organizado y lavado de dinero.
En 2009, un tribunal de Chicago (Illinois) lo procesó con otros ocho narcos por complot para el tráfico de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana, procedente de América del Sur y Central, importada en México y exportada a Estados Unidos.
En noviembre de 2010 y enero de 2014, en tanto, la Fiscalía del Distrito Sur de Florida, con sede en Miami, presentó cargos contra el capo narco y otros cuatro miembros de la organización, a quienes acusa de “conspiración para producir y distribuir cocaína con la intención de importarla en Estados Unidos”. Frente a estas acusaciones podrían recibir una pena máxima de prisión perpetua.