Milani mandó al pampeano Marino a informarse

El ex jefe del Ejército, César Milani dijo en declaraciones periodísticas que el senador por La Pampa, Juan Carlos Marino “tendría que estar más informado”.
“El senador (Marino) tendría que estar más informado. Espero que los diputados y senadores del Frente para la Victoria que también integran la comisión salgan a decir algo”, dijo Milani de acuerdo a lo publicado hoy por el diario La Nación. Las declaraciones hacen referencia a la denuncia del legislador nacional pampeano por una auditoría que detectó falta de comprobantes en el uso de fondos públicos destinados a Inteligencia cuando Milani estaba al frente del Ejercito. Marino estimó en una cifra no rendida por alrededor de 568 millones de pesos.
Marino, junto con las diputadas Juliana Di Tullio y María Teresa García y los senadores Marcelo Fuentes y Manuel Irrazábal, integra la comisión bicameral Fiscalizadora de Organismos y Actividades de Inteligencia, y en su rol de presidente del cuerpo, presentó la denuncia.
Milani adujo que no hubo rendición de gastos porque era plata para sueldos de los 1.300 agentes civiles y 800 militares dedicados al área de Inteligencia. “Es plata que va al bolsillo de la gente”, dijo según consigna hoy La Nación.
Indagatoria.
En tanto, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó hoy el llamado a indagatoria del ex jefe del Ejército en el marco de la causa en la que se investiga la desaparición del soldado conscripto Alberto Ledo, ocurrida en esa provincia durante 1976.
La sala I del máximo tribunal penal del país lo confirmó al rechazar dos recursos de queja presentados por la defensa del imputado en contra de dos resoluciones de la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, según confirmaron fuentes judiciales. 
Con esta decisión de la Cámara de Casación, Milani deberá cumplir con dos declaraciones indagatorias dado que está citado para la semana que viene en el marco de una causa en la que el juez federal Daniel Rafecas lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito. 
Los camaristas Ana Marí Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos desestimaron dos recursos, de los cuales uno era contra la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán que no hizo lugar al pedido de apartamiento del fiscal de instrucción Carlos Alfredo Brito.
El otro recurso presentado por Milani había sido contra el pronunciamiento de la misma Cámara que dejó sin efecto la del magistrado instructor, Daniel Bejas, quien no había hecho lugar al pedido de citación a indagatoria del ex juez del Ejército.
Los camaristas resolvieron “declarar inadmisible el recurso de queja interpuesto” y sostuvieron que “la defensa no ha logrado demostrar fundadamente que en el caso se encuentre comprometida una cuestión de índole federal como para habilitar la intervención” de ese Tribunal.
El 2 de junio, la Cámara Federal de Tucumán resolvió que el ex jefe del Ejército César Milani sea llamado a prestar declaración indagatoria y dispuso que el juez Bejas, resuelva la situación procesal de Milani, imputado por la desaparición de Ledo, que se produjo en el marco del Operativo Independencia.
Asimismo, el Tribunal resolvió que el magistrado siga al frente de la investigación y convalidó la elevación a juicio oral en lo que respecta a la acusación sobre el ex capitán Esteban Sanguinetti, implicado en los hechos. 
El soldado Ledo nació en La Rioja y en 1975 fue llamado a cumplir el servicio militar obligatorio en el Batallón 141 de Ingenieros del Ejército, ubicado en esa provincia. En mayo de 1976, fue trasladado a la localidad tucumana de Monteros.
El soldado viajó a Tucumán junto a otros soldados, bajo las órdenes de Milani y Sanguinetti, con quien salió de recorrida en junio de ese año por el monte tucumano. El 4 de julio, ante la falta de noticias de su hijo, Marcela Brizuela viajó a Monteros, donde se le notificó que su hijo había desertado.
En la casua se lo investiga a Milani porque habría confeccionado un sumario falsificado en el cual constaba el presunto abandono de servicio por parte del soldado. Compañeros de Ledo le informaron a Brizuela que antes de salir de recorrida, los oficiales les ordenaron recoger las pertenencias de Ledo.
La causa por la desaparición de Ledo se encuentra radicada en el Juzgado Federal de Número 1 de Tucumán, a cargo de Daniel Benjas, que mantiene procesado y bajo arresto domiciliario a Sanguinetti, único imputado por este caso.

Compartir