Murió el director de “La Mano que mece la cuna”

El realizador estadounidense, director del reconocido filme del cine negro, Curtis Hanson, murió ayer a los 71 años en su casa de Hollywood Hills, en Los Angeles, Estados Unidos. La filmografía de Hanson incluye obras como “La mano que mece la cuna” (1992), “Río salvaje” (1994), “Jóvenes prodigiosos” (2000), “8 millas” (2002), “En sus zapatos” (2005) o “Persiguiendo Mavericks” (2012). Pero su cima creativa fue sin duda “L.A. Confidential” (1997), una muy celebrada adaptación de la novela del escritor James Ellroy que rindió homenaje a los códigos y arquetipos del cine negro clásico.
Con Kim Basinger como “femme fatale” junto a Russell Crowe, Kevin Spacey y Danny DeVito, “L.A. Confidential” recibió nueve nominaciones al Óscar pero finalmente sólo se llevó dos estatuillas: la de mejor actriz secundaria para Basinger y la de mejor guión adaptado para Hanson y Brian Helgeland.

Vida de creador.
El cineasta nació el 24 de marzo de 1945 en la ciudad norteamericana de Reno, Nevada, y trabajó como crítico de cine y guionista antes de sentarse en la silla de director, según despacho de EFE.
Su primer guión para la gran pantalla fue Terror en Dunwich (1970), inspirado en un relato de H.P. Lovecraft, y dos años después debutaría como realizador con “Sweet Kill”. En 1983 dirigió la comedia “Ir a perderlo… y perderse”, con Tom Cruise en el reparto, aunque su primer gran éxito comercial fue “La mano que mece la cuna” (1992), un thriller con una inquietante niñera interpretada por Rebecca De Mornay.

Compartir