Murió el verdadero Lobo de Wall Street

Dana Giacchetto, uno de los brokers que inspiró al personaje interpretado por el actor estadounidense Leonardo Di Caprio en el filme “El lobo de Wall Street”, dirigido por Martin Scorsese, fue hallado muerto en su departamento de Nueva York.
La prensa estadounidense precisó que Giacchetto murió después de pasar un fin de semana abusando del alcohol y de las drogas. Tenía 53 años y en los años 90 se hizo conocido por su amistad con Di Caprio.
Giachetto fue asesor financiero de estrellas como Winona Ryder, Matt Damon, Ben Affleck, Cameron Diaz y Kate Moss, hasta que en el año 2000 fue arrestado por un fraude de 9 millones de dólares y condenado a 4 años de cárcel, de los cuales solo cumplio tres en prisión. Giacchetto recaudó millones de dólares de músicos, artistas y actores en Hollywood, asegurándoles que invertiría su dinero y lo resguardaría.
En 2014, fue detenido nuevamente por robar una tarjeta de crédito con la que había comprado el alcohol, comida y un billete de avión. Según la denuncia, Giacchetto hizo compras no autorizadas por más de 10.000 dólares usando una tarjeta de crédito emitida por Stephan Stanulis de Staten Island, un ex policía de la Ciudad de Nueva York que también trabajó como bailarín y personal de seguridad en fiestas organizadas por el broker.
El filme de Scorsese cuenta la historia de Jordan Belfort, un agente de bolsa de Nueva York, interpretado por Di Caprio, que se niega a cooperar en un caso de fraude de títulos que involucra la corrupción en Wall Street, el banco comercial e infiltración de la mafia.
En la década de 1990, Belfort fundó, junto a Danny Porush, la firma Stratton Oakmont, empresa que funcionaba como una boiler room que vendía acciones a centavos y estafaba con acciones fraudulentas a los inversores.
Stratton Oakmont llegó a emplear a más de 1.000 corredores de bolsa y participó en la emisión de nuevas acciones por valor de más de 1000 millones de dólares de unas 35 empresas, incluyendo una OPV fraudulenta de la empresa de calzado Steve Madden Ltd.
En los reportajes de promoción del filme, Di Caprio comento que estuvo en permanente contacto con Belfort, que fue asesor del filme, pero que también utilizo elementos de la vida de Giachetto, quien fue su amigo. (Télam)

Compartir