Murió Tom Petty, emblema del rock estadounidense

03-10-2017- Télam- Los Angeles, Estados Unidos: Tras distintos rumores e informaciones erróneas de la Policía de Los Ángeles, finalmente la familia de Tom Petty confirmó en las últimas horas la muerte del músico estadounidense, de 66 años, víctima de un ataque cardíaco sufrido el domingo a la noche, en su casa en Malibú. Foto: AFP -Robyn BECK /DDC

Tras distintos rumores e informaciones erróneas de la Policía de Los Ángeles, finalmente la familia de Tom Petty confirmó en las últimas horas la muerte del músico estadounidense, de 66 años, víctima de un ataque cardíaco sufrido el domingo a la noche, en su casa en Malibú.
“Estamos devastados al anunciar la muerte prematura de nuestro padre, esposo, hermano, líder y amigo Tom Petty. Sufrió un paro cardíaco en su casa en Malibú y fue llevado al centro médico de la UCLA pero no pudo ser revivido. Murió pacíficamente a las 8:40 PM rodeado de su familia, sus compañeros de banda y amigos”, publicó el mánager Tony Dimitriades, en la página oficial del músico, en nombre de la familia, según aclara en el texto.
La muerte de Petty se produce a 40 años de su aparición en la escena musical, la cual se caracterizó por la particularidad de representar al tradicional rock de su país, pero con cualidades melódicas y una sensibilidad lírica que lo emparentaba con las más emblemáticas bandas británicas.
Tal como puede apreciarse en clásicos como “American girl”, “Free falling”, “Refugee”, “Learning to fly” o “Mary Jane’s last dance”, Petty podría enrolarse dentro del estilo de rock nacionalista embanderado por Bruce Springsteen o Neil Young, con toques de música sureña y letras honestas que representan el sentir de la clase trabajadora estadounidense.
Pero su visión femenina en algunos temas y el entramado melódico de sus canciones remiten a sus héroes del rock británico como The Beatles y The Byrds.
Todo ese cocktail, al que también podría agregarse al grupo estadounidense de power pop Cheap Trick, hicieron de Tom Petty & The Heartbreakers una de las bandas más importantes del rock americano de los últimos 40 años.
Claro que la figura de Petty se elevó al nivel de “súperfigura” cuando integró a fines de los ’80 el breve pero célebre grupo The Travelling Wilburys, junto a Bob Dylan, George Harrison, Roy Orbison y Jeff Lynne.
Nacido en 1950 en Gainesville, Florida, la futura estrella del rock estadounidense tuvo un dura infancia, producto del maltrato al que era sometido por su padre, aunque la música resultó su tabla de salvación.
Fascinado por la figura de Elvis Presley, Petty decidió que la música sería su futuro, una visión que reforzó cuando vio a The Beatles en su famosa presentación en el show de Ed Sullivan, un hito en la historia de la televisión estadounidense.
Petty empezó su carrera en grupos como The Sundowners, The Epics y Mudcrutch , en donde conoció a Mike Campbell y Benmont Tench, sus futuros camaradas en The Heartbreakers, con quienes se había vuelto a reunir en los últimos años.
Precisamente, fue con esta banda que lanzó su disco debut, en 1976, aunque comenzó a circular en las radios en 1977 a partir de su canción “Breakdown”; un éxito que creció con su segundo álbum “You’re gonna get it!” con canciones como “Listen to her heart” y “I need to know”.
En 1979, con el disco “Damn the torpedoes”, la banda trepó al tope de las rankings y recibió el reconocimiento de la critica con canciones como “Refugee”, “Don’t do me like that”, “Here comes my girl” y “Even the losers”.
La consagración total del grupo llegó cuando en 1987 fue elegida por Bob Dylan para que lo acompañen en su gira “True Confesions”, una gira que duró tres años y del que pueden encontrarse algunos registros piratas en video.
En 1989, Petty se lanzó como solista con el disco “Full moon fever”, en donde igual contó con sus aliados en The Heartbreakers Benmont Tench y Mike Campbell, producido por el líder de la Electric Light Orchestra, Jeff Lynne, con quien inició así una larga lista de colaboraciones.
El disco fue un éxito de la mano de hits como “I Won’t Back Down”, “Free Fallin'” y “Runnin’ Down A Dream”.
Pero la coronación total llegaría unos meses después cuando Bob Dylan y George Harrison lo invitaron a sumarse a The Traveling Wilburys, que también integraban Roy Orbison y Lynne.
Esta unión resultó un suceso a nivel mundial pero la gira de presentación, y el proyecto que aspiraba a durar varios años, quedó trunco con la muerte de Roy Orbison, y el fallido intento de reemplazarlo por Del Shannon.
En 1991, The Hearbreakers lanzó “Into the Great Wide Open” que contenía la canción que le da nombre la disco y el éxito “Learning to Fly”, seguido por “Wildflowers”, otro solista de Petty muy elogiado y bien recibido por la critica, en una linea cancionera que lo acercaba a Dylan y Harrison.
La unión con Rick Rubin para el disco “Echo” intensificó sus raíces estadounidense, con un estilo que recuperaba el blues, el country y la música folk.
En los últimos años, Petty había vuelto a reunir a The Heartbreakers para el disco “Hypnotic eye”, en 2014, con el cual había vuelto a la ruta, a pesar de reconocer que probablemente abandonaría las giras para disfrutar de su familia.
Hace pocas semanas, el músico se había presentado en el célebre Hollywood Bowl y planeaba dos nuevas fechas para noviembre, en las que probablemente serían sus últimas presentaciones, según sus propias palabras.
Al confirmarse su muerte, viejos amigos y colegas expresaron a través de las redes sociales su pesar, tal el caso de Bob Dylan y Olivia y Dhani Harrison, la esposa e hijo del ex beatle George.
“Tom era un tierno caballero sureño en la vida, un poeta y un maestro de música en el escenario. Tenía una sabiduría que trajo todo de vuelta a la tierra. Nuestros pensamientos están con su familia y todos los Heartbreakers”, escribieron Olivia y Dhani Harrison.
“Es una noticia estremecedora y demoledora. Fue un gran artista, lleno de luz, un amigo, y nunca le olvidaré”, publicó, por su parte, el Premio Nobel de Literatura.