Nación prepara proyecto de ley de semillas acordado con los privados

El gobierno nacional dispuso promover medidas para fiscalizar el uso de granos en la campaña agrícola 2016-2017 y enviará la próxima semana un proyecto de Ley de Semillas, acordado con el sector privado, para ser tratado “en agosto” en el Congreso, informó hoy el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile.
“Si hoy el productor puede justificar el uso propio y el origen de la semilla atento a la legislación vigente, no va a tener ningún inconveniente; pero si no se puede acreditarlo, va a ser sancionado, y sin perjuicio que también le puedan reclamar los derechos (de propiedad) de quien crea tenerlo”, explicó el funcionario sobre el marco regulatorio que tendrá la próxima cosecha gruesa.
En conferencia de prensa, Buryaile dijo además que enviará un nuevo proyecto de ley de Semilla al Congreso, que buscará que el “uso propio” ofrezca “un equilibrio justo entre la preservación de los derechos del productor y la sustentabilidad de la industria para su desarrollo tecnológico; si hay diferencias, se tendrá que plantear en el Congreso”.
El ministro formuló estos anuncios secundado por su gabinete, entre los que se contaba a Guillermo Bernaudo y Néstor Roulet, y un nutrido grupo de empresarios de empresas semilleras y exportadoras, las bolsas de Cereales porteña y de Comercio de Rosario, además de miembros de la Mesa de Enlace Agropecuaria.
Consultado sobre el reclamo que mantiene la empresa Monsanto para el cobro de regalías, Buryaile aclaró que “van a haber contratos privados que se van a respetar y no hay ninguna obligación de firma de contratos por parte de los productores”.
Aseguró que será el Instituto Nacional de Semillas (INASE) el “único organismo encargado de fiscalizar y controlar la legalidad” de los granos comercializados en el mercado local que tuvieran por destino su cultivo, y que podrá aplicar “sanciones” en caso de no poder justificar el origen de las semillas.
También consideró posible que las firmas proveedoras de semillas podrán “reclamar, como corresponde, por sus derechos ante la Justicia”.
Más allá de esto, que será el camino propuesto por Agroindustria para regular la siembra durante el ciclo 2016-2017, el ministro anunció el pronto envío de un proyecto de Ley de Semillas, que fue “acordado con todos los sectores involucrados” en el negocio agroindustrial, para iniciar su tratamiento “en agosto” próximo por la Cámara Baja.
“Este año vamos a tener una nueva ley”, manifestó, al tiempo que aseguró que el próximo lunes se definiría su aprobación por parte del Comité Técnico de su cartera, con el objeto de ser remitido “a Diputados”, para ser “tratado en agosto por el Congreso”.
Buryaile comentó que “el espíritu de la norma será posibilitar el cobro de la tecnología, promover la legalidad (en la compraventa de granos) y preservar los derechos de los productores” para permitir el “uso propio” de las semillas obtenidas en ciclos de siembra anteriores.
Para cumplir con estos objetivos, el INASE -según indicó su titular, Raimundo Lavignolle- planea incrementar su estructura de personal para la evaluación de futuras declaraciones juradas de las coberturas y firmará convenios con entidades públicas y privadas, como la Bolsa de Cereales porteña, para fiscalizar buena parte del origen de la cosecha de soja de una campaña que alcanzará los 55 millones de toneladas de este poroto.
Monsanto.
Según informó la agencia oficial Télam, el entendimiento cerrará la disputa que escaló en los últimos meses la estadounidense Monsanto en torno al cobro de regalías por el uso de su innovación (la soja transgénica Intacta), y que motivó el control sobre los granos que la compañía lleva a cabo en los puertos de exportación.
Al asumir, dijo el ministro, “nos encontramos con una siembra hecha, no teníamos posibilidades de controlar mucho y la cadena comercial trabajaba con un sistema con el que no estábamos de acuerdo”. 
El acuerdo con Monsanto será “de transición”, es decir, tendrá aplicación durante este año, de manera que la cadena “tenga un desarrollo adecuado, invierta más y sume tecnología para agregar valor”, sostuvo Buryaile.
Para la próxima campaña estará en vigencia una nueva ley de Semillas, cuyo proyecto va a entrar por Diputados. (DyN y Télam)

Compartir