Nadie pudo casarse en un pueblo, cerraron el Registro Civil por alquiler impago

Al menos cinco parejas vieron frustradas la posibilidad de casarse en la localidad misionera de Campo Grande, debido al cierre de la sede local del Registro Provincial de las Personas por falta de pago del alquiler, confirmaron funcionarios del organismo.
El insólito incidente salió a la luz la semana pasada y se agravó en el transcurso de los días ante la persistencia del conflicto entre la locataria y el Estado, por las frecuentes demoras en el cumplimiento de las obligaciones contractuales.
De acuerdo con publicaciones locales, los últimos contrayentes que no pudieron casarse fueron Silvia Lestes y Martín Rodolfo Knass, quienes el viernes pasado se presentaron a la hora prevista en el organismo oficial, pero se encontraba cerrado.
La pareja no salió de su asombro ni siquiera cuando leyó un cartel con la siguiente leyenda: “Cerrado por falta de pago del alquiler-Registro Provincial de las Personas”.
Según testimonios recogidos entre los vecinos, el conflicto entre la propietaria del lugar y los responsables del organismo es de antigua data, aunque el anterior incidente se registró hace un mes cuando la mujer decidió cerrar la oficina con llaves.
En esa circunstancia, no solo los empleados resultaron afectados, ya que quedaron en la vereda, sino también los vecinos que tenían intenciones de asentar cambios de domicilio, renovar DNI, notificar fallecimientos, inscribir nacimientos y hasta casarse.
Al parecer, en aquel entonces hubo un principio de solución pero las divergencias se reeditaron recientemente, y por el mismo motivo, razón por la que los vecinos de Campo Grande nuevamente se encuentran imposibilitados de realizar los trámites propios del Registro.
Además de la pareja Lestes-Knass, se supo que en los últimos días se sumaron otras cinco a las que también los encargados del organismo otorgaron fecha y hora para contraer matrimonio, pero lograron alcanzar su objetivo ante el conflicto entre la locataria y el locador.
Uno de los contrayentes no descartó la posibilidad de recurrir al juez de paz “para que nos case, porque creo que él tiene facultades”, dijo el pasado viernes, mientras aguardaba en la plaza principal del pueblo una respuesta que no llegaría, por lo menos hasta los próximos días.
La localidad de Campo Grande, donde por ahora no es posible realizar trámites referidos a la persona, se encuentra a unos 145 kilómetros de Posadas, en la zona central de Misiones, y es el municipio cabecera del departamento Cainguás. (DyN)

Foto: Gentileza El Show de los Impactos.

Compartir