Nena ingirió veneno para ratas e investigan si fue víctima de bullying

Una nena de 12 años ingirió veneno para ratas en un posible caso de bullying en su colegio primario de la localidad mendocina Godoy Cruz, hecho que es investigado por la Dirección General de Escuelas.
Sus familiares contaron que desde hace tiempo la adolescente se siente acosada por dos compañeros, una nena y un varón que, según comentaron otras madres del colegio, son muy violentos y han llegado incluso a insultarlas a ellas.
“Nos tomó por sorpresa, no había denuncia previa en el colegio sobre esta situación de supuesto bullying”, dijo Miguel Conocente, responsable de los gabinetes psicopedagógicos y al frente de la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario de la DGE.
Explicó que lo habitual es que el equipo de terapeutas intervenga cuando en una escuela se dan situaciones de acoso entre compañeros.
“No ha habido indicadores ni registros previos en la escuela, por lo que vamos a abocarnos a analizar el caso y ver si no hay otras problemáticas familiares detrás”, agregó.
Sobre el episodio que podría haberle causado la muerte a esta alumna, el funcionario explicó: “Nos han informado en el hospital que el veneno lo ha tomado en días sucesivos en su casa”.
La nena está internada en el hospital Paroissien, de Maipú. “Está en buen estado de salud y recibiendo la contención necesaria por parte de psicólogos”, dijo Javier Salinas, director del hospital.
Conocente adelantó a Radio Nihuil que el lunes se reunirán con los compañeros de la nena “para evaluar la situación y conocer qué pasó y el martes con los papás para esclarecer lo que sucede y en qué se puede colaborar”.
“En principio no es un caso que haya sido derivado a nuestra dirección. Tomanos conocimiento a partir de ocurrido el hecho, es decir que en la escuela evidentemente no hubo indicadores que nos marcasen que tuviésemos que intervenir antes”, dijo el funcionario.
“Se actúa teniendo en cuenta cuatro elementos: la persona agredida, la o las personas que cometieron la agresión, el grupo que forma parte como testigo, y los adultos que de una u otra forma están interviniendo. Esto no funciona sin estos cuatro elementos, la intervención grupal más común tiene que ver cómo un problema es de todos y no solo problema de un agresor y un agredido únicamente. Generalmente si no hay testigos esto se cae y no funciona”, indicó.
Respecto a los presuntos alumnos agresores, Conocente sostuvo que deben investigar y evaluar qué pasó y la sontomatología. “Los chicos no se sienten mal únicamente por problemas que haya en la escuela, podría ser un problema familiar o con los padres, pero por fuera de la escuela. Es lo que hay que evaluar”, dijo.
Por otra parte, el funcionario detalló que en lo que va de este año no tuvieron ningún caso de este tipo, pero si que intervinieron en 25 casos de acoso escolar, el mismo número que el año pasado durante el mismo período.

FOTO: GENTILEZA DIARIO LOS ANDES, MENDOZA.