Niegan que Lázaro Báez negocie convertirse en arrepentido

El abogado de Lázaro Báez, Maximiliano Rusconi, negó este viernes que su cliente esté negociando con el gobierno para convertirse en “arrepentido” ante la Justicia en la causa por lavado de dinero, a cambio de ser beneficiado con la prisión domiciliaria.
“Es mentira que se piense en la figura del arrepentido. No hay ningún pedido”, afirmó el letrado en declaraciones a radio La Red, luego de las versiones periodísticas que señalaron que el empresario negociaba su prisión domiciliaria tras aceptar ser “arrepentido” en la causa que lo tiene preso desde el año pasado por lavado de dinero.
Rusconi criticó esa figura legal, al considerar que es “un modelo inquisitivo y coactivo para presionar a una persona a que incrimine a otra”.
En tanto, el abogado sí aclaró que el juez federal Sebastián Casanello avaló su pedido para “que Báez pueda visitar a su madre, que está muy enferma”, en Santa Cruz.
Tras los trascendidos sobre la supuesta negociación con el Gobierno, Casanello le pidió a la Casa Rosada que le informe si existen conversaciones con el dueño de Austral Construcciones.
El magistrado federal sostuvo en el oficio que la ley del arrepentido prevé “que el acuerdo de colaboración debe ser celebrado entre el fiscal y el imputado y posteriormente sometido al examen del juez para su eventual homologación”.
“El Poder Ejecutivo no interviene en modo alguno en ningún tramo de la negociación del acuerdo de colaboración, a excepción de las cuestiones vinculadas a la necesidad de garantizar la seguridad”, recordó Casanello.
En tanto, peritos de la causa Hotesur, otra de las investigaciones que involucran a Báez, determinaron cómo habría sido la operatoria a través de la cual Austral Construcciones y otras cinco firmas del empresario patagónico supuestamente terminaron nutriendo las arcas de la exfamilia presidencial.
Según publicó La Nación, en 2009 los pagos de Báez a los Kirchner ascendieron a 6.829.640 pesos; en 2010, a 6.446.683 pesos; en 2011, a 5.924.236, y al año siguiente, a 5.924.160.
En 2013 los registros llegan hasta mayo con pagos por 2.468.400 pesos, siendo en total, más de 27,7 millones de pesos.
Los pagos se justificaron con convenios para ocupar habitaciones y salones del Alto Calafate para el personal de las empresas.

Compartir