Nisman pidió indagar a Cristina

El pedido del fiscal especial de la causa AMIA, Alberto Nisman, de llamar a indagatoria a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por el Memorando de Entendimiento con Irán generó críticas en funcionarios del Ejecutivo, dirigentes, legisladores y familiares de las víctimas del atentado contra la mutual judía ocurrido en 1994.
El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, calificó como “ridícula” la decisión de Nisman y señaló que se trata de “un manotazo de ahogado”.
“Nisman es alguien que responde a otras estructuras de la Secretaría de Inteligencia. La denuncia no tiene asidero. El acuerdo con Irán está dentro de las facultades que la Constitución prevé para el Poder Ejecutivo”, observó Fernández.
A su vez, el funcionario recordó que cuando se declara nula la causa de AMIA, y caen las notas rojas de Interpol -que permitían detener a quienes tuvieran pedido de captura de la justicia- llamó a Nisman para que viaje con el propósito de continuar la investigación y éste le respondió que “no quería”.