No a la privatización

En un contexto de incertidumbre, y con un clima “caliente”, Jorge Campanile, integrante de la comisión directiva de la Asociación Gremial de Profesionales y Personal Superior de Vialidad Nacional, manifestó la preocupación y el estado de alerta de los trabajadores del Distrito 21º de ese organismo. Las asambleas se replicaron en las Direcciones de todas las provincias.
“Estamos preocupados a partir de la semana pasada con el decreto que salió publicado en el Boletín Oficial en el cual se crea la Sociedad Anónima Corredores Viales, que tiene entre sus funciones las mismas que están establecidas en la Dirección Nacional de Vialidad”, dijo Campanile en diálogo con Radio Noticias.
“Esto nos llena de preocupación”, sostuvo el gremialista, porque “por lo menos había un solapado de funciones entre dos partes, un organismo público como nosotros y una sociedad anónima, a partir de eso han surgido algunas aclaraciones por parte de las autoridades pero no han dado satisfacciones”, agregó el trabajador.

Estabilidad laboral.
El Distrito 21º tiene en La Pampa 160 trabajadores mientras que en el país son más de 6.000, y la intranquilidad del personal está centrada en la estabilidad laboral: “la máxima preocupación es, por un lado, saber cuál va a ser la estabilidad laboral que vamos a tener los trabajadores. Está la posibilidad de que esta sociedad anónima absorba a parte de este personal de acuerdo a lo que se consensúe con los gremios”, sostuvo Campanile.
También agregó: “Estamos preocupados por la sociedad en su conjunto. Estamos hablando porque los fondos públicos que se invierten en las obras viales van a estar fuera de los regímenes que tienen los organismos públicos para ser controlados”.
Hoy por hoy, el decreto establece proporciones en las acciones de la sociedad anónima. “Un 49 por ciento mantiene Vialidad Nacional, y el 51 por ciento restante el Ministerio de Transporte, pero deja establecido que tiene el ingreso de participantes del sector privado”.
Por eso, esta división societaria, “puede ser mayoritariamente privada, por lo cual estaríamos diciendo que los fondos que surgen de los aportes públicos serían controlados por los mismo privados que las ejecutarían y que ya fue parecido en el 2001, en la época de (Fernando) De la Rúa, con el ministro (Domingo) Cavallo, que trataron de hacer algo parecido (Enavial). Puede ser que sea lo mismo que están queriendo hacer ahora”, manifestó Campanile.

Alerta.
“Estamos tratando de ver cómo surgen las negociaciones. Mañana (por hoy) el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, está citado a la Comisión de Obras Públicas en la Cámara de Diputados. Esperemos que vaya. Los representantes de todos los gremios también van a asistir y van a llevar la palabra de nosotros y, si Dietrich va, le va a dar la respuesta satisfactoria o no, en función de eso veremos como vamos a seguir”, dijo Campanile y agregó “hoy por hoy estamos en alerta”.
Para demostrar apoyo, hoy habrá manifestaciones de los integrantes del Distrito de Buenos Aires frente al Congreso.

Argumentos.
Según entendió Campanile, los argumentos por los cuales el Gobierno Nacional habría tomado esta decisión son “para sacarle concesión a Cristóbal López de la Autopista Richieri. Pero, si fuera necesario una sociedad anónima, el objetivo debería ser ese y no un objetivo tan amplio como el que hoy están en las facultades que tiene esta sociedad anónima de mantener obras a lo largo de todo el país”.