“No nos van a quebrar”, dicen los docentes bonaerenses

El Frente Gremial Docente bonaerense se mostró unido en la tarde de este jueves en una multitudinaria manifestación en la ciudad de La Plata, donde advirtió que no se va a “quebrar” en la disputa salarial con el gobierno provincial.
Ante los rumores de un eventual quiebre en el frente gremial por supuestas diferencias respecto de cómo sobrellevar el conflicto, los seis secretarios generales de FEB, Suteba, UDA, AMET, Sadop y Udocba se subieron al mismo escenario.
“No tenemos miedo. No tenemos precio. Y vamos a darle una mala noticia al Gobierno: no nos van a poder quebrar ni vencer y los docentes vamos a triunfar en esta lucha”, dijo el líder de Suteba, Roberto Baradel.
Este sindicalista señalado como “militante kirchenrista” por la administración bonaerense expresó duras críticas al gobierno de María Eugenia Vidal ante miles de docentes que se concentraron esta tarde en la capital provincial.
“Están acostumbrados a que todo se compra y todo se vende pero no, la dignidad de los docentes y los trabajadores no se compra ni se vende”, dijo el sindicalista al hacer uso de la palabra junto a los referentes sindicales de los demás gremios.
Afiliados a los seis gremios que integran el Frente se concentraron en la calle 6 entre 51 y 53, frente a la Casa de Gobierno bonaerense, junto a una multisectoral de diversas dependencias de la administración pública para reclamar mejoras salariales.
Baradel, uno de los sindicalistas más combativos, afirmó que el Frente Gremial Docente bonaerense no intenta desestabilizar a nadie y agregó: “Los que están desestabilizando la vida de nuestras familias son ellos por la aplicación de estas políticas económicas”.
A su turno, la secretaria general de la FEB, Mirta Petrocini, defendió los días de huelga docente y acusó al gobierno provincia de no haber generado “el clima propicio para tener una negociación, no hay diálogo de buena fe”.
Petrocini dijo ante los docentes y trabajadores estatales que los gremios pretenden que los maestros “no estén por debajo de la línea de pobreza”, por lo que pidió al Gobierno de María Eugenia Vidal “que mejore la oferta salarial”.
De la marcha participaban los judiciales de la AJB y los médicos enrolados en CICOP, además de sectores estatales nucleados en ATE y CTA. (NA)