La inundación vista desde un vuelo del Instituto de Geografía de la UNLPam

GEOGRAFA DILLON

Además de haber activado la polémica y un sinnúmero de recriminaciones cruzadas entre vecinos y funcionarios, la inundación que afectó a distintos barrios de Santa Rosa reabrió el debate sobre la planificación urbana y la falta de obras de infraestructura, sobre qué se tendría que haber hecho y no se hizo, sobre qué se va a hacer de aquí en más para que la ciudad no vuelva a convertirse en un bañado con 120.000 almas adentro. Pasada la tragedia, las voces siguen incorporándose y sumando puntos de vista sobre el camino que debe tomar la clase dirigente, los hombres y mujeres que hoy están encargados de pensar la ciudad para adelante.


Club Náutico

“No podemos hacer cargo a la fatalidad, que es solo una parte del problema. Desde la Academia somos muy críticos con eso de echarle la culpa a la naturaleza. Lo que pasó en Santa Rosa no está afuera de los ciclos normales: estamos atravesando un ciclo húmedo. Esto ya ha ocurrido, el último fue hace unos 40 años. Pero tampoco esto es la única causa, sino una sola de entre un montón de causas que actuaron juntas y que, como en este caso, se convirtieron en una catástrofe”, dijo Betty Dillon, directora del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional de La Pampa y titular de la Cátedra Geografía de La Pampa, una voz académica que sumó su aporte en el programa La Parte y El Todo que se mite por CPEtv.


Ingreso por San Martìn Oeste al Parque recreativo Don Tomás.

Planificación.
“Lo que más preocupa es cuando la inacción humana provoca mayor vulnerabilidad. Estamos pagando años de falta de planificación urbana en una ciudad que es totalmente apta para planificar. Es una ciudad que crece a un ritmo poblacional muy lento. Es una ciudad ideal para el planeamiento”.
-¿Hubieras fundado la ciudad a orilla de la laguna?
-No. No hubiera fundado la ciudad en este lugar y seguramente me hubiera peleado con Tomás Mason. Pero ocurre que él tenía demasiado poder, político y económico, como para hacerla acá. Esta ciudad está ubicada en la parte final del Valle de Chapalcó y es un lugar complejo porque está en el fondo del valle.
-¿Cuáles son los principales problemas que, desde la geografía, detectaron que afectan a la ciudad?
-El equipo de suelo urbano de la universidad ha llegado a determinar que hay problemas presentes como es la expansión urbana reciente. La mayor parte de los barrios inundados de la ciudad fueron fruto del “boom” del mercado inmobiliario, como El Faro y Las Camelias. Era fácil saber ante una consulta que esa laguna, que no es un cuenco natural sino artificial, puede subir o crecer su nivel de base por los desagües pluviales. Pero también hay que decir que el Estado, tanto el municipal, como el provincial y el nacional, son responsables de adquirir suelo urbano que no está en condiciones de soportar una gran cantidad de viviendas. Los problemas son previsibles.


El Faro y zonas urbanizadas

-¿La municipalidad y la provincia los consulta a la hora de hacer obras?
-De la provincia sí. En el municipio siempre hemos golpeado las puertas en todas las gestiones. Yo sostengo que la universidad debe contribuir al conocimiento y mantener un compromiso social. Nos llama la atención que no nos hayan llamado. Leandro (Altolaguirre) forma parte del Instituto (de Geografía) y conoce cuál es la situación. También analizo mi responsabilidad, quizás soy yo la que tendría que ir. En Comodoro Rivadavia (ciudad afectada por inundaciones) la Universidad está trabajando en conjunto con el Estado. Pero ahora lo importante es trabajar sobre la emergencia. Después tenemos que trabajar en qué hacemos mañana, cuando esto se supere.

Planta Sur de tratamiento de aguas residuales. Se observa un escurrimiento hacia la laguna del Bajo Giuliani.

Laguna del Bajo Giuliani y Barrio “La Cuesta del Sur”

Laguna Don Tomás vista desde el Megaestadio

 

La laguna y la ciudad vistas desde el Norte

 

·Fotgrafías tomadas por la geógrafa Betty Dillon, directora del Instituto de Geografía de la UNLPam en un vuelo sobre Santa Rosa junto a parte del equipo de investigación del Atlas Geográfico y Satelital de La Pampa. El vuelo por Santa Rosa y alrededores se realizó  el pasado 9 de abril  con el objetivo de recolectar información y continuar con los estudios que, desde hace varios años llevan adelante.