“No siempre la respuesta es tan rápida, inmediata y efectiva”

El intendente de Parera, Diego Marcantonio, se sumó a las voces que reconocieron “la celeridad y agilidad” que exhibió el gobierno provincial para actuar en las zonas aquejadas por las inundaciones en las últimas semanas algo que, dejó sentado, les permite a las localidades más pequeñas saber que sus necesidades son escuchadas.
“A principios de año el gobernador nos dijo que cuidáramos el dinero, que iba a ser un año difícil. Eso nos sirvió para saber dónde estábamos parados, hacer las cosas lo mejor posible, invertir en lo realmente necesario, tener prioridades. Ahora, a fin de año, se puede decir que no fue tan duro, de a poco comenzó a funcionar la parte económica, se destrabaron algunas cosas, hubo aportes económicos de la Provincia y eso nos permitió llegar a este fin de año con las expectativas cubiertas”, señaló.
Marcantonio definió como “una tragedia” las inundaciones que afectaron a la región, pero “rescato con otros colegas, la agilidad con la que se movió la gente de la Provincia. Podrán decir que es lo que corresponde, pero no siempre la respuesta es tan rápida, inmediata y efectiva como la que tuvimos en este momento”.
“A veces en los pueblos nos ponemos quisquillosos porque pasan las cosas y pasan 15 o 20 días hasta que registran que pasan. Así que eso lo tengo que destacar, porque no cualquiera lo hace y eso significa que hay un conductor que da órdenes precisas y que hay gente a disposición”, amplió.

Obras prioritarias.
A su vez, reconoció que la inversión en obras prioritarias que pidió a los intendentes fue la misma que el gobernador aplicó en lo que va de su gestión. “Todo sabemos cuáles son obras prioritarias y las que pueden esperar un tiempo. Hay que agilizar el ingenio. Con Santa Rosa por ejemplo, los del interior tenemos que ser solidarios, porque todos somos pampeanos. En muy buena hora el gobernador gestiona la mayor cantidad de fondos para Santa Rosa, así debe ser”, dijo, en referencia a la búsqueda de financiación del Plan de Saneamiento Ambiental sobre la capital.
La misma solidaridad, remarcó el intendente, debe aplicarse en la lucha por el regreso del Atuel al territorio. “Hay que seguir luchando, primero desde el punto de vista político, y demostrar los pampeanos que somos capaces de utilizar el río. Es una lucha que también tenemos que dar, demostrar que el agua no está de paso. Es una lucha que hay que llevar hasta el final porque el río nos pertenece. Y los Municipios apoyar. No importa si somos del Sur, del Norte, del Este o el Oeste. Tiene que ser conjunto”.
Por último, se refirió a la mantención de la barrera comercial que Río Negro sostiene e impide el ingreso de carne con hueso desde La Pampa al sur del Río Colorado.
”Vamos a llegar a un buen término. Sabemos que existen las barreras, que son económicas. Acá tenemos que dirimirlo porque somos argentinos, vecinos, y hay que pensar no sólo en la reactivación económica sino también en los ciudadanos de la Patagonia pueden consumir una carne más barata en buena hora. Eso nos permitirá desarrollar la industria frigorífica y potenciar la primaria del mercado bovino”, cerró quien definió a Parera como “hermosa, con gente muy sana y pujante que trata de superarse cada día”.

Compartir