Noruega hizo una compra estratégica de tierras en el Artico

El Estado noruego anunció el viernes la compra de un inmenso territorio en el archipiélago del Svalbard, en el Ártico, por el que se habrían interesado empresas extranjeras.
Constituido por 217,6 km2 de tierras salvajes en latitudes de una importancia estratégica creciente, el dominio de Austre Adventfjord había sido puesto en venta por sus propietarios, una familia noruega, a principios de 2014. Está situado cerca de Longyearbyen, capital del Svalbard (Spitzberg).
La operación dio lugar desde entonces a todo tipo de especulaciones. Medios de comunicación y expertos destacaron el interés de inversores chinos y rusos de poner un pie en la región, rica en recursos naturales y en la que probablemente aumentará tráfico marítimo por el retroceso de las placas de hielo flotantes.
En enero, el abogado encargado de la transacción Erling Lyngtveit indició a la radiotelevisión pública NRK que dos empresas extranjeras habían manifestado su interés, sin precisar cuáles eran ni su nacionalidad. Lyngtveit no pudo ser contactado este viernes.
Finalmente, el Estado noruego se hizo con las tierras a cambio de 300 millones de coronas (33,5 millones de euros).
En un comunicado, la ministra de Comercio y Pesca, Monica Maeland, explicó que la adquisición estaba motivada principalmente por “la situación de las tierras cerca de Longyearbyen” y a “un deseo de que estas tierras sean noruegas”.
Con un territorio dos veces mayor que Bélgica, el Svalbard está situado en los confines del océano Ártico, a 1.200 kilómetros del polo Norte. Bajo soberanía noruega, está regido por un tratado de 1920 que prevé un acceso igualitario a todos los nacionales de los países firmantes. (AFP)

Compartir