Obama: “Hay que dejar de lado la política partidaria y unirnos como país”

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó hoy a todos los estadounidenses a dejar de lado la ideología político partidaria y a estar unidos, en un mensaje pronunciado tras el el asesinato de tres policías en Baton Rouge (Luisiana).
“Es muy importante que, sin importar el partido político, la raza o la profesión (…) todo el mundo se centre ahora en palabras y acciones que puedan unirnos como país en vez de en aquellas que nos dividan más”, dijo el mandatario en una breve intervención desde la Casa Blanca ante la prensa.
Tras concluir la intervención de Obama, el multimillonario y aún casi seguro candidato republicano Donald Trump, respondió desoyendo el llamamiento del mandatario a la unidad: “El presidente Obama acaba dar una conferencia de prensa, pero no tienen ni idea”.
“¡Nuestro país es una escena de crimen dividida y solo va a empeorar!”, aseguró Trump en su cuenta de Twitter.
Obama hizo ese llamamiento especialmente ante la celebración inminente de las convenciones de los dos grandes partidos que, según reconoció, “tienden a calentar la retórica política”, en un contexto especialmente tenso por los discursos xenófobos de los ha hecho gala el aspirante republicano.
Pese a desconocerse aún la motivación del autor para disparar contra los agentes, el mandatario insistió en que depende de todos los estadounidenses “asegurarse que son parte de la solución y no parte del problema”, según informo la agencia de noticias EFE.
El tiroteo, que dejó otros tres oficiales heridos, uno de ellos de extrema gravedad, se produjo en medio de una fuerte tensión racial y protestas debido a los casos más recientes de violencia policial, uno de los cuales tuvo lugar precisamente en Baton Rouge.
Obama, quien transmitió sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas, aseguró además que cualquier ataque contra las fuerzas del orden es un “ataque contra todos”
“Sólo podemos probar a través de palabras y con hechos que no estaremos divididos”, reiteró el presidente al recordar que apenas cinco días atrás acudió al funeral de los cinco policías fallecidos en el tiroteo en Dallas, cuyo autor dijo a las autoridades que su deseo era “matar a policías blancos”.
Asimismo, reconoció que hechos como el de hoy han “sucedido con demasiada frecuencia”, que “nada justifica la violencia contra las fuerzas de seguridad” y que “los ataques a la policía son ataque a todos nosotros”.
Mañana comienza en Cleveland (Ohio) la Convención Nacional Republicana, que se celebrará hasta el jueves y en la que Trump seguramente será nominado por su partido para ser su candidato oficial a la Casa Blanca.
Las autoridades han extremado la seguridad en Cleveland, donde se prevén protestas contra Trump y donde la ley estatal permite portar libremente armas a los ciudadanos. (Télam)

Compartir