Ojuez sobre los hospitales: “Muchas cosas no se hicieron bien”

Los ministros Rubén Ojuez (Salud) y María Cristina Garello (Educación) encabezaron el acto de lanzamiento de las actividades vinculadas con los cursos de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) en las escuelas y la comunidad, que hoy tuvo por sede al colegio “Médano Cortado” de la localidad de Catriló.
Las autoridades fueron recibidas por el intendente local, Ricardo Delfino, y estaban presentes el subsecretario de Salud, Jorge Abrego, el subsecretario de Coordinación, Juan Nogueira, demás funcionarios y técnicos de Salud y de Educación, autoridades educativas, docentes y alumnos.
Al hablar ante alumnos, docentes, público en general y autoridades, Ojuez manifestó su satisfacción de inaugurar un curso de estas características en el ámbito educativo, revelando, a través de su propia historia personal, que antes de ser funcionario, allá por el año 2000, concurrió como profesional de la medicina a ese colegio a dar un curso de esas características (RCP).
Marcó una diferencia con aquel momento en torno a la actualidad. “Radica en que este es un programa que tiene un proyecto a largo plazo con un trabajo previo relacionado a lo interministerial. En Salud estamos trabajando desde el principio de la actual gestión con los Ministerios de Educación, Desarrollo Social y con la Secretaría de Derechos Humanos en una mirada mucho más integral”, asegurando que el cambio tiene que ver porque tiene un peso propio originado desde el Gobierno.
“El gobernador Verna tiene una mirada profunda sobre cada uno de los problemas que se deben afrontar desde distintas ópticas. A través del Modelo Integral de Salud, nosotros interpretamos que en realidad cuando uno dice Ministerio de Salud se identifica siempre con la enfermedad”, explicó el titular de la cartera de Salud.

Hospitales.
Continuando con los objetivos de los cursos, Ojuez informó que “la idea es cambiar este paradigma y que nos vean como un equipo que trabaja para la salud de la gente, para prevenir concretamente y que la gente no llegue enferma. Cuando vemos a nuestros hospitales, observamos que algunas cosas no se han hecho bien o no se han hecho directamente. Nosotros queremos que la gente se mantenga sana, no que cada vez haya más pacientes en nuestros hospitales. Creemos en principio que esta es una mirada totalmente distinta”, aseguró. Y amplió: “La otra es una mirada, que refiere a la construcción de la salud de la población, no interviene sobre el Ministerio de Salud, tiene que ver con lo que pasa en Desarrollo Social, sobre cómo se vive, cómo se trabaja, si tiene vivienda y por supuesto que mejor lugar para educar y reeducar, que las escuelas. Por eso celebro y mucho que la ministra Garello nos permita trabajar en conjunto para que cada uno de ustedes se sienta partícipe para cuidar la salud de la población”, manifestó el ministro.
Consideró luego que este tipo de proyectos salva vidas “no se trata solamente de un curso de RCP aislado, este es un proyecto mucho más ambicioso que está relacionado a una provincia cardioprotegida, con los cursos de RCP para saber cómo reanimar pero también con desfibriladores, cosa que uno habitualmente no se tiene en cuenta. La idea de esto es no solo que ustedes aprendan a cómo salvar una vida, quiero destacar que en estas maniobras estamos involucrados todos, tengamos títulos profesionales o no. Independientemente de la edad que tengamos los jóvenes o personas grandes, sabiendo las distintas técnicas para resucitar nada se iguala, porque no hay ninguna aparatología, lo único que debemos saber hacer son algunas maniobras”.
El otro gran desafío “es que en el tiempo cada uno de ustedes agarre la posta para seguir capacitando a otros, que no tenga esa necesidad de que los ministros u otras autoridades de Salud tengan que venir para hacer este tipo de cursos”.

Escuelas.
A su turno, la ministra de Educación, María Cristina Garello, expresó: “Quiero decirles a todos que estuve recorriendo las escuelas y debo felicitarlos porque la comunidad que encontramos nos recibió muy bien, fundamentalmente los alumnos por los cuales estamos trabajando y creo que merecen lo mejor”.
Tras las palabras iniciales indicó que en el marco de las políticas de cuidado de los programas escolares llevados a cabo y que puntualmente tienen que ver con RCP, con la prevención de adicciones, o con educación vial, sus contenidos están en la escuela y son transversales a todo el currículum escolar, “de modo que la escuela se preocupa en que los alumnos sepan cómo actuar y como cuidarse, pero como digo siempre, la escuela sola no puede, necesita de otros actores que están afuera pero que también deben trabajar en el mismo sentido. Nuestros niños y adolescentes necesitan que en el entorno que rodea a la escuela se los cuide, se los proteja”. Aseguró que la única forma de lograr eso es educando. “Educar a la comunidad no solo a través de las instituciones intermedias o de la Municipalidad, sino que los chicos tienen que ayudar a la comunidad a que se eduque, para tener una población saludable, que respete el cuidado de cada uno de sus integrantes, y que esto permita tener a una sociedad cada vez más protegida”, dijo.

Compartir