Otra sobrina denuncia que fue abusada cuando era niña

DOBLAS: NUEVA ACUSACION CONTRA PROFESOR DE PADEL

Profesor de padel de Doblas está acusado de abusar de una niña de 6 años. Hay otra causa en marcha por supuesto abuso a una sobrina en General Campos. Ahora, otra familiar denunció una situación similar cuando era nena.
Una familia denunció hace 15 días a un profesor de padel, de 47 años, de haber abusado de una niña de 6 en una escuelita de ese deporte que funcionaba en Doblas. Poco después LA ARENA recogió el testimonio de una hermana quien lo acusó de haber tenido un comportamiento similar con su hija menor hace dos años en General Campos, tema cuya investigación está cargo del juez de control de General Acha, Héctor Freigedo. Y ahora surge un nuevo caso, una sobrina, quien es mayor de edad, denunció en sede policial de Doblas otro hecho de iguales características cuando era niña.
El profesor de padel que hace dos semanas fue denunciado por una familia de haber abusado de una niña durante el horario de una clase, recibirá la acusación formal este lunes por parte del fiscal Walter Martos en el juzgado de control que conduce Gabriel Tedín, recibió una nueva acusación de otra integrante de su propia familia.
Se trata de una sobrina, que hoy es mayor. La joven reveló ayer a LA ARENA episodios ocurridos en su niñez en la localidad de Doblas, situación que denunció en la sede policial doblense el pasado sábado 17 de junio.

Duro testimonio.
La joven, de quien se omiten datos por cuestiones obvias, dice que cuando se enteró de la nueva denuncia, la segunda contra su tío, “sintió la necesidad” de dar su testimonio para que se haga justicia . “Tengo 33 años, y esto ocurrió cuando tenía 9 años. Fue en varias oportunidades en la vivienda de mis padres que estaba a cuatro casas de donde vivía él con mis abuelos paternos en Doblas”.
La mujer en diálogo con este diario hizo un pormenorizado relato de sus padecimientos que la acompañan hasta el día de hoy. “Un día me desperté y mi tío me estaba manoseando donde no debía, en la casa no había nadie de mañana porque mis padres estaban en sus trabajos y él aprovechó eso. El estaba siempre en mi casa, porque vivía con mis abuelos y hasta mi madre le lavaba la ropa, y entró por la puerta que quedaba sin llaves como en todas las casas del pueblo”.
“Les conté a mi mamá y a mi papá. No hicieron la denuncia porque era de la familia, no sé, así era antes. Para que no volviera a pasar empezaron a cerrar con llave y trabar todas las ventanas. Pero otra mañana sentí que me tocaban y cuando me desperté otra vez era él. Había aprovechado que una ventana estaba rota y corrió una tabla y entró por ahí”.
“Volví a contarles a mis padres, y mi madre se enojó mucho con él. Fue a la casa de mis abuelos y le tiró toda la ropa que tenía de él en casa. Me acuerdo que se armó un gran revuelo en el barrio y él desapareció del pueblo”, agregó.
“El se fue entonces a Eduardo Castex donde estuvo varios años. Luego volvió a Doblas y pareció que no había pasado nada, hasta mis padres parecieron olvidarse, pero yo no, siempre le tuve desconfianza. Cuando estaba él no iba a las fiestas familiares”, reveló.
La joven afirma que hace dos años pasó algo que la retrotrajo a su mala experiencia. “Pero esa cosa fea que me había pasado se reavivó cuando hace dos años mi tía lo denunció por haber manoseado a mi prima en General Campos. Me dije, este tipo sigue haciéndolo, no se curó ni se va a curar”.

“No abuse más”.
Pero asegura que días atrás cuando leyó en este diario la noticia del último caso algo le hizo “click” y decidió involucrarse. “Y cuando surgió lo de esta niña de 6 años, que era su alumna, volví a pasar por aquel manoseo de alguna manera”, indicó.
“Algo muy fuerte me pasó, la llamé a la mamá, la cual conozco, le conté lo mío y le prometí que si era necesario sería testigo. Así que el sábado -17 de junio- cuando fui a visitar a mis padres y amigos fui a la comisaría donde radiqué la denuncia de mi caso. No sé si es viable a tantos años, pero sentí la necesidad de hacer lo que sea para que este tipo no abuse de ninguna nena más”, concluyó la joven.