Palestinos encarcelados en Israel iniciaron huelga de hambre colectiva

Más de 1.000 palestinos detenidos en cárceles israelíes iniciaron este lunes una huelga de hambre colectiva, un movimiento lanzado por Marwan Barghuthi, el líder de la segunda Intifada, condenado a cadena perpetua.
Esta huelga de hambre pretende “acabar con los abusos” de la administración penitenciaria, indicó Barghuthi, una figura de la resistencia palestina a la ocupación israelí, en una tribuna enviada al diario estadounidense The New York Times desde su prisión de Hadarim, en el norte de Israel.
Como represalia, el que fuera uno de los impulsores del levantamiento de contra Israel entre 2000 y 2005 fue emplazado en aislamiento, así como otros propulsores de la huelga, indicó a la AFP Qadura Fares, que dirige el Club de Prisioneros Palestinos, la oenegé de referencia en los territorios ocupados sobre la cuestión de los detenidos.
La administración penitenciaria israelí informó de la transferencia de Barghouthi de la prisión de Hadarim (norte) a la de Jalame, en la costa.
En numerosas ciudades de Cisjordania y de la Franja de Gaza, miles de manifestantes salieron a la calle en solidaridad con los huelguistas, puesto que la cuestión de los prisioneros encarcelados por el Estado hebreo -6.500 en la actualidad- es central para los palestinos.
Estos últimos años, varios palestinos efectuaron huelgas de hambre individuales para protestar contra los abusos, que les llevó al borde de la muerte y terminaron con acuerdos sobre su liberación. Algunos, sin embargo, volvieron a ser detenidos después.