Pampeano destaca en el Góspel y acompaña a Diego Torres

EL PIQUENSE GERARDO FLORES DIRIGE UN CORO EN BUENOS AIRES

El coro Góspel de Argentina acompaña a Diego Torres en su nuevo show, actúa a beneficio de la casa solidaria Ronald McDonald y va cobrando fuerza cada año instalando este género en el país. Hoy la agrupación tiene 120 integrantes en el escenario.
Gerardo Flores, el piquense que dirige el mayor coro de música góspel del país, visitó la ciudad días atrás y se refirió al avance de un género en el que lleva casi dos décadas de trabajo.
El Argentina Gospel Choir, que dirige este pampeano, se conformó en Buenos Aires hace tres años pero es resultado de mucho tiempo de esfuerzo. En sus filas se suman unos 120 coreutas que durante este año acompañan al cantante Diego Torres es sus shows nacionales y en países vecinos.
“Me fui de La Pampa en el año 1996, a los 17 años, para estudiar medicina en Córdoba, y allí estuve viviendo 17 años hasta que me fui a Capital donde ya vivo hace casi cuatro años”, dijo Flores.
En Córdoba fue el surgimiento, allí comenzó con el Córdoba Gospel Coir que luego se redujo y pasó a ser el Córdoba Gospel Singers, trabajando por más de una década en ese proyecto.
Flores recordó que la agrupación de Córdoba ganó un premio Gardel con el último disco que realizó y se abordaron todos los teatros importantes de esa provincia, pero aún así no pasó nada. “Yo sentía que la proyección desde Córdoba se había terminado para mí. Y entonces Buenos Aires representó una oportunidad y al poco tiempo de llegar se dieron propuestas interesantes”, explicó.
Ante la pregunta: ¿Qué hace un pampeano cantando Góspel?, Flores sonríe y contesta: “Fue concretar por gusto personal un sueño de cuando era muy chico, una inquietud que surgió en la adolescencia al ver la película El color púrpura”. Porque en el film hay un momento con música Góspel, y si bien toda la familia de este piquense tenía una inclinación hacia la música, ese fue el incentivo para acercarse y conocer este género.
En el inicio, hace 17 años, no había tanta información sobre el Góspel pero él se sumó a otras personas que también gustaban de esa música. Años después Flores conoció a Franco Gandullo que es hasta ahora el productor de esta idea.

Coro escuela.
Argentina Gospel Choir se planteó como un coro escuela, que todos los martes suma a personas que tienen ganas de cantar en San Telmo, en un salón prestado por la Iglesia Prebisteriana. En este momento son 120 coristas que participan y son formados en cuanto al estilo y la imagen del Góspel, explicó Flores.
El coro organiza una muestra anual obligatoria y va sumando otras actividades durante el año. El show se organiza en escenarios reconocidos como el Gran Rex, Luna Park, etc. También han incursionado en programas de televisión. Además, el coro acompaña este año al cantante Diego Torres en sus presentaciones en Argentina y Uruguay en el tema “Iguales”.
Otra de las iniciativas será hacer este año un concierto a beneficio de la Casa Ronald McDonald, que es una entidad solidaria y ayuda a familias de niños con enfermedades graves. Con esa entidad el coro tiene mucha vinculación.
“El Góspel no es un estilo popular”, señaló Flores, porque tiene un público más reducido por el idioma, el tipo de música e incluso la imagen que se proyecta. Sin embargo, hoy el conocimiento del Góspel ya está instalado en la sociedad. Flores dijo que se ve mayor predisposición pero uno de los principales cuestionamientos es que el coro cante en inglés. Uno de los argumentos para preservar el idioma tiene que ver con la esencia de esa música, y el entrevistado señaló que lo mismo ocurre cuando se escucha tango en Japón y se respeta que la interpretación sea en español. También hay otras cuestiones sobre arreglos y giros sonoros que el Góspel posee específicamente en su idioma original.