Pantanal: la reserva que atrae a miles de turistas

La región brasileña de Pantanal, declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco y considerada como la mayor planicie inundada del planeta, es un sitio privilegiado que durante todo el año atrae a miles de turistas de todas partes del mundo, por sus paisajes y su biodiversidad.
Su área de 230.000 kilómetros cuadrados abarca 12 municipios de los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul, limitada al norte por las Sierras dos Paracis, Azul y do Roncador; al este, la Sierra de Maracaju; al sur, la Sierra da Bodoquena; y al oeste, los pantanos de Paraguay y Bolivia.
Considerada la tercera reserva ambiental del mundo, sus hermosos parajes abrigan uno de los más ricos ecosistemas encontrados hasta hoy, con florestas periódicamente inundadas y la mayor concentración de fauna del neotrópico, incluyendo varias especies amenazadas de extinción -mamíferos, reptiles y peces-, además de servir como hábitat de aves nativas y provenientes de otras áreas de América.”Esta abundancia de animales lo hace uno de los lugares más propicios de Brasil para la observación de flora y fauna, y para la práctica de la pesca, permitida solamente entre marzo y octubre”, le aclaró a Télam un agente del Instituto Brasileiro de Turismo (Embratur).
Dividido en sub-regiones por su gran diversidad y características naturales propias de cada una, el lugar posee actividades y épocas ideales para visitarlo.
Uno de sus recorridos destacados es la Ruta Parque do Pantanal, que incluye 117 kilómetros en carretera de tierra y 87 puentes de madera, que unen Corumbá y Buraco das Piranhas.
Los paseos en automóvil permiten observar innumerables animales salvajes durante el trayecto, como yacarés, capibaras, araras, tuiuiús, carcarás, ciervos y sucuris, que están en torno de las ensenadas y de los canales que llevan el agua de los pantanos a los ríos.
Porto Manga, otra de las paradas atractivas, es el punto donde vehículos doble tracción atraviesan el río Miranda para disfrutar, del otro lado, de algunas posadas que ofrecen programas de pesca.
Por su extensión, varias ciudades se incluyen dentro de los atractivos turísticos, aportando la dosis indispensable de comodidad y comunicación a los viajeros.

Compartir