Papa Francisco: el abandono de los ancianos es “una eutanasia disimulada”

El papa Francisco tachó este domingo el abandono de las personas mayores como “una eutanasia disimulada”, durante una jornada de homenaje a los ancianos a la que acudió Benedicto XVI.
El papa emérito, de 87 años, que no había aparecido en público desde las canonizaciones de Juan XXIII y Juan Pablo II en abril, llegó sonriente ayudándose de un bastón, y fue calurosamente recibido por su sucesor.
En una soleada plaza de San Pedro en la que se habían reunido miles de ancianos -algunos muy mayores-, Benedicto XVI y Franciso se sentaron un poco separados para escuchar los testimonios de los asistentes sobre sus angustias y sus dificultades, pero también sobre las alegrías que da la tercera edad.