Papelón de Macri en La Pampa por un reportaje de campaña

HABLO CON CLARIN DE LA PAMPA

El presidente Mauricio Macri abrió el fuego de campaña en La Pampa y eligió el canal del multimedio Clarín en Santa Rosa para realizar la primera entrevista a un medio pampeano desde sus tiempos de candidato allá por 2015.
La extensa nota fue casi un monólogo del presidente intentando mostrar las obras de Nación en La Pampa ante la complicidad del periodista que no repreguntó ni siquiera cuando Macri señaló como ejemplo de la inversión nacional en la provincia las obras “en la ruta 35” que hace cuatro meses está cortada porque no se hace un terraplén de mil metros.
“Estamos en marcha con la ruta 35, con la 151 y con la 5”, -dijo el mandatario- ignorando que la 35 está cortada hace cuatro meses, que la ruta que necesitamos se repare y no se hace es la 152 que va a Lihué Calel y Casa de Piedra y que en la ruta 5 no se está haciendo ninguna obra que merezca que se la trate de tal.
No contento con faltar de tal manera a la verdad, aseguró que los trabajos en la ruta 35 van a “casi duplicar el trazo de ruta de La Pampa con la provincia de Buenos Aires”, una exageración si se tiene en cuenta que la obra de ensanche, que viene del gobierno anterior, solo contempla una extensión de la cinta asfáltica en cincuenta centímetros.
La misma ausencia de precisión esgrimió cuando dio por hecho que los trabajos de la segunda etapa del Acueducto hacia General Pico estaban en marcha. “Estamos con el acueducto”, dijo refiriéndose a un proyecto que no ha sido iniciado y que, como tal, su financiación nacional también fue pactada con el gobierno de Cristina Fernández. Se adjudicó estar “construyendo 1.755 viviendas”, en un plan de viviendas Fonavi que data también del gobierno de CFK.
Siempre en tono de campaña, añadió que la Nación está financiando “la urbanización de un barrio en General Acha, con mejoras en espacios públicos, lo que beneficiará a miles de familias pampeanas, como también con cinco proyectos del Procrear”.
De los temas que interesan a los pampeanos poco y nada. Nada se habló del laudo que La Pampa le pidió sobre Portezuelo en el que La Pampa ha observado ante Coirco que no puede hacerlo el presidente porque ya ha expresado su posición favorable a la obra. Tampoco se le preguntó por las declaraciones de su jefe de Gabinete en Mendoza en relación a la obra que denota una parcialidad manifiesta hace los intereses mendocinos.
Nada se mencionó en la entrevista la reciente denuncia del gobierno provincial sobre el “apriete” nacional para que La Pampa reduzca las jubilaciones provinciales ni de la “multa” millonaria que le cobró a La Pampa por no acatar esa orden.
No hubo ninguna mención a otros temas recientes de controversia como la pérdida de la documentación de la Obra de los Daneses en la Nación o la precariedad de la obra del Jardín de Infantes de Ingeniero Luiggi que prometió en su visita a La Pampa el año pasado. Tampoco se le preguntó sobre ese plan que iba a construir 3.000 jardines y solo se han iniciado 100.
En tono de campaña y con un periodista que le cedió el micrófono sin ejercer su profesión, Macri dijo que a Verna le gusta “pelear” y, en cambio, a él le gusta “construir”. Apoyó a Maquieyra y derrochó elogios hacia el Colo Mac Allister y su gran papel en la Secretaría de Deporte. Nada se le preguntó si el reciente recorte de la secretaría del pampeano, que perdió toda el área educativa de deportes que quedará en el Ministerio de Educación, era un premio o un castigo.
Lo cierto es que el presidente que denostaba a la anterior mandataria porque no daba la oportunidad al periodismo que le preguntara con agenda abierta en conferencia de prensa, en La Pampa hizo algo parecido. Eligió a un medio sin llegada al público pero que le garantizaba el “fuego amigo” que necesita en este trance preelectoral.