“No hubo excepción sino deducciones que ya fueron consideradas por la Corte Suprema”

Desde la sede de la CGT (Confederación General del Trabajo), el secretario General de U.P.C.N. y diputado provincial del PJ, Jorge Lezcano, informó sobre el decreto impulsado por el Gobierno de La Pampa que modifica el porcentaje de deducción que el impuesto a las Ganancias produce sobre los salarios de los estatales.
Durante la conferencia de prensa, estuvo acompañado por secretario General de la C.G.T., Luis Fagiani, y el secretario general del Sindicato de Trabajadores Telefónicos, César Montes de Oca.
Lezcano hizo referencia a las versiones que circularon a través de distintos medios de comunicación (en especial nacionales), a las que calificó de “información tergiversada o malos datos”. En primer lugar, Lezcano remarcó: “esta medida no es una exención, de ningún modo, esto lo que hace es cumplir con lo que ya está ocurriendo hace muchos años a partir de una acordada de la Corte Suprema. Se analizó desde el Gobierno provincial para que, este año, pudiera concretarse en La Pampa.
El origen de la acordada es del año 1996; esta, como órgano administrador de los trabajadores del Poder Judicial, define claramente lo que corresponde a salarios y qué cosas, de acuerdo a la Ley de Impuesto a las Ganancias, pueden ser deducibles: “gastos de movilidad, viáticos y otras compensaciones análogas en las sumas”. Cuando empezó, el Gobierno nacional quiso impedirlo pero la Corte nuevamente lo convalidó después de la modificación que quiso hacerse por Decreto. Considerando que la acordada seguía teniendo valor, la Procuración del Tesoro de la Nación respondió que, siendo la máxima autoridad estatal y última palabra en materia de aplicación e interpretación del Derecho, corresponde proceder de acuerdo a sus reglas (resolución 12/05 STJ). A partir de ese momento, la Justicia de todo el país, empezó a considerarlo hasta que llegó a la provincia de La Pampa, donde lo tomó el Superior Tribunal adoptándolo para todos sus trabajadores”, manifestó.
Lezcano remarcó que “La Pampa fue considerando y estudiando los antecedentes hasta que, dándole lugar a los principios de igualdad que pregonaba la resolución del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia, lo hace para el resto de los Poderes también. Estamos tratando de dejar en claro ante la población pampeana, nacional y para los trabajadores del Estado, que esto ha sido un beneficio para todos los trabajadores, que hoy lo sentirán en los sueldos que están alcanzados por el impuesto pero que, como es algo que queda vigente para el futuro, no solo atiende a que en la última paritaria iban a llegar muchos de los salarios a pagar impuesto a las ganancias, sino que de aquí en más la futura paritaria, la inflación e incrementos salariales estarán atendidos por este decreto”.
“En La Pampa tenemos, a partir del 1 de enero de 2017, una nueva forma de conformación del salario, donde en una cuestión se considera el básico y en otra, dentro de las consideraciones análogas, permite deducciones del impuesto a las ganancias y esto es lo que tomo la acordada de la Suprema Corte de la Nación. Acá no hubo excepción sino nuevos conceptos deducibles que ya fueron considerados por la Corte Suprema”, sostuvo.
Para finalizar, el secretario General de UPCN señaló “el Gobierno nacional toma parte en esta medida porque hubo una reunión el viernes pasado en el Comité Radical de la ciudad de Santa Rosa, convocada por el presidente Hipólito Altolaguirre, por su hermano e intendente Leandro Altolaguirre y por el diputado nacional Francisco Torroba. Ellos fueron quienes tomaron la decisión de no solo notificar al Gobierno nacional para que tomara carta, sino enmascarar como que era para los funcionarios y no animarse a decir que estaban atentando contra los intereses económicos, no solo de los trabajadores del Estado que hoy lo perciben y en el futuro los va a alcanzar el impuesto a las ganancias, sino también contra la economía de la provincia de La Pampa, sabiendo que ningún presupuesto provincial ni municipal tendría que erogar algún peso más, sino que era aplicando normativas nacionales, dejar de pagar un impuesto nacional y que los 300 millones de pesos quedasen en La Pampa para el circuito económico de todo sus habitantes” finalizó.
CGT
El secretario General de la CGT sostuvo “estamos en total acuerdo con la medida de la Provincia por la primera y sencilla razón de que el movimiento obrero hace años viene reclamando que se quite el impuesto a las ganancias en los trabajadores. Como esto ya ha sucedió en algunos estamentos del Estado y en ámbitos privados, nosotros vemos con muy buenos ojos que suceda en La Pampa, más si también se está haciendo en otras provincias de Argentina. Cuando vimos que esta medida no es solo para los funcionarios sino para todos los trabajadores del Estado surgió la iniciativa de hacerlo en la C.G.T. Hoy tenemos la oportunidad de que un montón de compañeros se encuentren exceptuados de pagar el impuestos porque se ha encontrado el camino, nosotros adherimos perfectamente”, manifestó.