Para el Departamento de Justicia de EE.UU. la calificadora S&P tuvo “intención de inducir a error”

Anunciando una demanda contra la S&P y su casa matriz, McGraw Hill, el fiscal general, Eric Holder, dijo que la poderosa agencia exageró las calificaciones de títulos financieros, tergiversando su verdadero riesgo de crédito.

“En pocas palabras, esta supuesta conducta es notoria y va al corazón mismo de la reciente crisis financiera”, dijo Holder, flanqueado por funcionarios de justicia de varios estados que se unen a la demanda.

“Por lo menos, creemos prudente que las acciones de S&P lo hacen responsable por más de 5.000 millones de dólares en multas civiles”, dijo por su parte el fiscal general adjunto de Estados Unidos, Tony West.

“A partir de setiembre de 2004 y al menos hasta octubre de 2007, en el distrito de California y otras partes”, McGraw-Hill, a través de las calificaciones de su filial S&P, “con conocimiento de causa y la intención de inducir a error, concibió y ejecutó un sistema para engañar a los inversores” con sus notas de productos financieros derivados de créditos hipotecarios, explica la demanda, presentada a última hora del lunes ante un tribunal federal de Los Angeles.

S&P atribuyó “de manera errónea sus notas de crédito de títulos derivados de préstamos hipotecarios presentándolas como objetivas, independientes y carentes de conflictos de intereses”, cuando la agencia calificadora buscaba incrementar su parte de mercado con notas muy complacientes, detalla la demanda del Departamento de Justicia.