Pasaron a pasiva al subcomisario que manejaba ebrio en la ruta

DENUNCIA DE AUTOMOVILISTA

El ministro de Seguridad de La Pampa confirmó ayer que el subcomisario de la Seccional Sexta, Mauro Vargas, quien fuera detenido por manejar alcoholizado fue pasado a pasiva por su comportamiento que puso en riego la vida de varios automovilistas. Obligado por la trascendencia pública que tuvo el incidente, Tierno aprovechó un acto de reconocimiento a integrantes de la fuerza para hablar del tema.
“Anoche tuvimos una situación impropia de un efectivo policial, conducir alcoholizado en una ruta con un menor de edad abordo. Podría callarme esto y solamente circunscribirme al acto de reconocimiento, pero no corresponde, porque esa actitud individual es impropia”, expresó el titular de Seguridad.
Vargas fue detenido el domingo por la noche cuando manejaba alcoholizado por la ruta 5 en inmediaciones de Anguil. Pasadas las 21, una familia que transitaba por la mencionada ruta advirtió que el efectivo conducía temerariamente y haciendo zigzag su Peugeot 307 -color azul, dominio IGJ361- poniendo en peligro la vida de los demás automovilistas.
“Lo seguíamos de atrás, a unos 50 metros, y veíamos como se iba a de lado a lado, de milagro no impactaba a los autos que venían de frente. Llamamos varias veces por celular al 101 hasta que llegó la policía y lo detuvo”, dijo un testigo el hecho.
“Cuando Vargas paró, de un auto se baja una mujer que parecía ser trabajadora de tránsito. Justo en ese momento pasa otro coche, la choca y le quiebra una pierna. Lo peor de todo es que este último auto se dio a la fuga”, agregó.
“Esto tiene que saberse porque la policía lo va a querer tapar. En el asiento del acompañante iba el hijo del subcomisario, un nene que debe tener seis años. Lo llevaba sin cinturón de seguridad. El nene contó que venían de las carreras y que el padre se había pasado la tarde tomando cerveza con los amigos”, cerró la fuente.