Passarella procesado

La Justicia procesó al expresidente de River Daniel Passarella y a varios exdirigentes del club de Núñez, en una causa en la que se investiga la reventa de entradas para partidos y administración fraudulenta.
Así lo determinó el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 10, a cargo del juez Fernando Mario Caunedo, quien procesó también a Diego Turnes, ex vicepresidente primero, y Daniel Bravo, secretario durante la gestión del “Kaiser”.
También la Justicia dictaminó un embargo a todos los involucrados de 2.000.000 de pesos cada uno, habida cuenta que entiende el juez que Passarella y su Comisión Directiva perjudicaron a River.
Pero no solo se acusa a Passarella y los otros dirigentes de administración fraudulenta, sino también de tener relación con la barra brava “millonaria” para el negocio de reventa de entradas en los partidos que River era local.
Los dirigentes procesados, sin prisión preventiva, junto a Passarella y Turnes son un total de ocho, todos los cuales fueron acusados de defraudación por administración fraudulenta en calidad de partícipes necesarios.
El 15 de diciembre pasado, el excapitán de la Selección Argentina había sido citado a prestar declaración indagatoria en esta causa, a raíz de una orden elevada por el juez de instrucción Fernando Caunedo, quien había convocado a Passarella para el 30 de marzo.
Entre los mencionados en la causa por el presunto fraude figuraron también Eduardo Rabufetti, Daniel Mancusi, Gustavo Poggi, Nicolás Alonso, Esteban García, Diego Rodríguez, Hugo Carreras y Daniel Bravo.
También los sindicados “barrabravas” Martín Araujo, Guillermo Godoy, Matías Goñi, José Uequin, Andrés Montinero, Alejandro Hayet, Alejandro Rivaud, Miguel Ángel Sturla, Miguel Ángel Castro, Marcos Pascual Valenzuela y Hernán Javier García.
La causa surgió luego de que un socio, abonado a la platea San Martín Media, radicó una denuncia ante la Justicia, debido a que cuando intentó ocupar su lugar éste ya estaba siendo usufructuado por otras personas que tenían un comprobante apócrifo, dado que había comprado el ticket en la reventa.
El hincha afectado pidió explicaciones a las autoridades de River y ante el maltrato recibido decidió elevar la denuncia. (NA)

Compartir