Pechito López y la Fórmula E en la Argentina

El piloto cordobés José María “Pechito” López afirmó hoy que volver a correr en monopostos, como lo está haciendo en la Fórmula E, es “volver al primer amor”, pero al igual que en la cuestión sentimental “es muy difícil” y ahora está en una etapa de adaptación a una nueva categoría, tras ser triple campeón mundial del WTCC.
“Volver a correr en monopostos es como volver al primer amor, pero también es difícil, porque requiere de un tiempo de adaptación, más para una categoría como ésta en donde el piloto tiene mucha injerencia y además está el tema de la energía, algo que en principio parece antinatural”, explicó López.
En la conferencia de prensa que se realizó en la sede del ACA para presentar la carrera de Buenos Aires del 18 de febrero de 2017, en el circuito callejero de Puerto Madero, López reconoció tener muchas expectativas para esta competencia.
“La motivación gracias a Dios y la pasión por los autos crecen día a día, desde que tenía 8 años. Soy un agradecido por lo que hago y los nuevos desafíos son los que me motivan más y por eso hace más de 4 años me fui a Europa para encarar algo nuevo, pero no es garantía lograr lo mismo que logré, porque necesito adaptación”, aclaró.
Esta será la última edición de la carrera en el circuito de Puerto Madero, ya que luego se realizarán obras previstas por el gobierno de la Ciudad, y posiblemente, si se renueva el contrato con la categoría, se deba repensar en un nuevo trazado para el 2018, con la opción de que sea “mixto” para integrar al Autódromo “Oscar y Alfredo Gálvez” del barrio porteño de Villa Lugano.
Lo cierto es que el próximo 18 de febrero, por la tercera fecha de la temporada, será la carrera en Buenos Aires, tal como confirmaron este martes el presidente de la CDA, Carlos García Remohi, y CEO de la Fórmula E, Alejandro Agag, en el evento.
Allí también estuvo “Pechito” López, quien calificó como “impresionante” el crecimiento de la categoría, de los equipos, sus pilotos y los lugares del mundo que permite conocer.
“Es un sueño estar en esta categoría. También el hecho de correr en mi país, el año pasado fue casi, pero ahora sí vamos a estar corriendo con todo”, se ilusionó.
Y completó: “Lo diferente de la categoría no es que no tiene ruido, si no muchas cosas más y lo hace sumamente difícil para el equipo y al piloto. Es un desafío muy lindo y el piloto hace mucha diferencia que tiene que ver con la carrera”.
Sobre sus expectativas para la temporada de la Fórmula E, López consideró que “la motivación crece día a día” y remarcó que “los nuevos desafíos” son los que más lo ilusionan.
“Por eso hace más de cuatro años me fui a Europa para encarar algo nuevo, que no es garantía lograr lo mismo que logré. Soy un loco apasionado de esto, agarro el simulador en casa y corro. A los 33 años sigo siendo un chico”, contó. (NA)

Compartir