Peligra terraplén del faro

Si bien en la ciudad no se registraron mayores inconvenientes, los niveles en el agua de la laguna Don Tomas volvieron a aumentar llegando a la altura del terraplén del faro.
El terraplén que el municipio alzó en cercanías al faro estuvo en las últimas horas amenazado por la crecida de la laguna Don Tomas luego de los 22 milímetros registrados en la capital pampeana. Hasta el fin de semana pasado, las aguas de la laguna habían presentado un aumento del nivel de por lo menos 20 centímetros. Dicho nivel comenzó a bajar a partir del domingo y estimaron que alcanzó los 8 centímetros en cuatro días -dos centímetros por día-. En las últimas horas, ese nivel volvió a aumentar y, aunque los sectores donde se está bombeando “funciona todo bien”, preocupa. Según el Servicio Meteorológico Nacional hoy no habrá lluvias y el cielo estará parcialmente nublado, con temperaturas de 4 grados para la mínima, mientras que la máxima será de 12 grados.
“Estuvimos bombeando en los lugares de siempre. Pedí hoy -por ayer- niveles de la laguna y si bien no habían tomado mediciones se calculaba que todo lo que bajamos esta semana se había recuperado”, confió el director de Gobierno, Relaciones Institucionales y Comisiones Vecinales, Fernando Pina, a LA ARENA.
Con respecto al nivel de los cuencos, el funcionario expresó que “al cuenco de la Santa Cruz fue al que más estuvimos atentos por si subía mucho” y en caso de que así fuese confió que “íbamos a tener que abrir la alcantarilla que lo comunica con el cuenco norte, pero por suerte no fue necesario”.
Los 20 centímetros que aumentaron tras los 53 milímetros caídos entre el pasado miércoles 17 y el sábado 20 habían comenzado a disminuir. Según la fuente consultada, entre el domingo y el miércoles habían bajado aproximadamente 8 centímetros. Con las lluvias caídas entre las 21del miércoles y las 21 de ayer, que totalizaron 22 milímetros, la laguna volvió a mostrar un aumento, por lo que el agua “llegó al borde del terraplén que se hizo en la zona del faro”. Desde el miércoles 17 hasta ayer, el total de lluvias registradas en la capital pampeana superaron los 80 milímetros. Finalmente aseguró que “el cuenco principal está controlado y con un nivel aceptable”.

Sin inconvenientes.
Si bien no se registraron mayores inconvenientes, algunas calles de tierra ubicadas en los barrios carentes de infraestructura de la ciudad se vieron intransitables por la cantidad de baches, y la formación de charcos de grandes dimensiones y barro. Por la tarde, en el barrio Almafuerte, uno de los sectores más afectados por la pasada inundación, hubo un equipo del municipio operando la bomba arrocera utilizada para drenar el agua que se estanca en el barrio hacia el cuenco cercano a la laguna.