Pérez Corradi acusó a Ernesto Sanz de recibir dinero para impulsar un juicio político

Ibar Pérez Corradi, acusado del triple crimen de General Rodríguez, declaró en la Justicia que el ex senador Ernesto Sanz recibió “200 mil dólares” para “impulsar el juicio político” en 2010 del entonces juez Federico Faggionato Márquez, que tuvo a su cargo la megacausa por el tráfico de efedrina, pero el dirigente radical calificó de “descabellada” la acusación.
Los dichos de Pérez Corradi fueron confirmados por su abogado Carlos Broitman, quien precisó que su cliente lo expresó ayer en su declaración ante la jueza María Servini de Cubría.
“Sabemos que se han filtrado copias de la declaración, donde sí es correcto que ha mencionado al (ex) senador Ernesto Sanz y al ex chofer de Aníbal Fernández. Mencionó al ex chofer dentro de la ruta de la efedrina y a Sanz en un contexto en el que mencionó a Mario Segovia, conocido como el ‘Rey de la Efedrina’ cuando estaba en pleno la guerra con Faggionato Márquez”, relató Broitman.
Por radio La Red, el letrado comentó que Pérez Corradi señaló que “habían hecho un arreglo de que le dieron 200 mil dólares (a Sanz) para que lo atacara a Faggionato Márquez a fin de impulsar el juicio político”.
Ante esta expresión del detenido, el actual presidente de la UCR y principal aliado político del presidente Mauricio Macri aseveró: “Es una barbaridad, descabellada. No es nuevo esto, eso mismo intentaron y dijeron en pleno juicio como una manera de apartarme de la causa porque yo era el fiscal acusador junto a Luis María Cabral”.
“Evidentemente que Faggionato Márquez tenía muchas denuncias, no menos de 7 u 8, y luego se agregaron 5. Cuando investigamos encontramos tantas razones para ir hacia su enjuiciamiento, se hizo el pedido en el Consejo de la Magistratura y se aprobó el jury”, indicó Sanz también por La Red.
Según Sanz, “apenas arrancó el juicio la defensa nos involucra en esta denuncia, descabellada y absolutamente falsa y traída de los pelos”.
“El objetivo era lograr el alejamiento mío y también la nulidad del procedimiento. Faggionato Márquez era un juez muy protegido por los servicios de inteligencia de ese momento”, subrayó el ex senador.
Añadió que “me inventaron cualquier cosas y ahora vuelve, aparece ahora. Creo que debe ser para embarrar la cancha y ensuciar con cualquier cosa”.
En junio de 2012 la Corte Suprema ratificó la destitución del ex juez Faggionato Márquez, quien fue apartado en 2010 por “mal desempeño” cuando investigaba el tráfico de efedrina.
El magistrado en cuestión fue desplazado en marzo de 2010 y apeló aquella decisión y todo el proceso que lo eyectó de la Justicia.
Faggionato Márquez, a cargo de la jurisdicción federal Zárate-Campana, tenía en su contra 28 denuncias, y entre las irregularidades apareció una apropiación de una cosecha de soja en campos de Otamendi pertenecientes al Consejo Nacional del Menor y la Familia.
Repudio de la UCR.
La UCR repudió hoy las acusaciones de Ibar Pérez Corradi contra el expresidente del partido Ernesto Sanz y calificó al acusado por el triple crimen de General Rodríguez como “parte del engranaje mafioso que gozó de impunidad en la Argentina de la década pasada”.
La UCR se expresó así mediante un comunicado firmado por el presidente de la UCR, José Corral, la presidenta de la Convención Nacional, Liliana Puig de Stubrin, y los jefes de diputados y senadores, Mario Negri y Ángel Rozas, luego de que Pérez Corradi declarara en sede judicial que Sanz cobró 200 mil dólares para impulsar la destitución del exjuez federal Federico Faggionato Márquez.
El partido sostuvo que se trata de “declaraciones infundadas y faltas de pruebas, formuladas por personajes de la calaña de Corradi, parte del engranaje mafioso que gozó de impunidad en la Argentina de la década pasada”.
Los radicales señalaron que esas declaraciones “no pueden manchar el buen nombre y la intachable reputación de un dirigente que ha llevado adelante una cruzada contra la corrupción en nuestro país”, en alusión al expresidente de la UCR, exsenador nacional y miembro fundador de la alianza oficialista Cambiemos.
El partido centenario sostuvo que lo ocurrido con Pérez Corradi “no hace más que demostrar que el camino es el correcto, que se está recorriendo la senda hacia la Argentina de la ética pública, la honestidad y la transparencia”.
“Ninguna acusación maliciosa sembrará dudas en la determinación que compartimos con Ernesto de continuar por este camino. Por el contrario, nos alienta a redoblar esfuerzos para sostener y profundizar la tarea que tenemos por delante”, finalizó el comunicado.

Villorio.
El diputado provincial Sergio Villordo negó hoy los dichos del detenido Ibar Pérez Corradi, quien lo señaló como el intermediario de sobornos que años atrás habría pagado al entonces funcionario kirchnerista Aníbal Fernández para garantizarse protección policial.
Tras la declaración de Pérez Corradi de este lunes, la quinta luego de ser extraditado desde Paraguay, el exintendente de Quilmes dijo que no lo conocía y que recién supo de su persona cuando tomó estado público la causa por la cual está preso.
“Comunica que desde el año 2007 no tuvo ni tiene trato con sectores del kircherismo a nivel nacional, provincial o municipal, ni con funcionarios, exfuncionarios, o referentes de ese sector político, habiendo participado desde el año 2008 de la oposición al gobierno”, hizo saber a través de un comunicado el diputado provincial.
En tanto, en declaraciones al canal A24, Villordo subrayó: “Nunca me crucé a Pérez Corradi”.
El legislador provincial del Frente Renovador tildó además al detenido de “mentiroso” y afirmó que si la jueza María Servini de Cubría lo cita en el marco de la causa por la que está detenido Pérez Corradi se presentará a declarar.
Ante la jueza Servini de Cubría, quien lo tiene detenido por el tráfico ilegal de efedrina y como presunto autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, Pérez Corradi -que puede mentir al ser un imputado- aseguró que pagaba sobornos para tener protección de la Policía Federal para traficar drogas.
Según indicó el detenido, él pagaba sobornos al entonces ministro del Interior Aníbal Fernández, quien estaba a cargo de las fuerzas de seguridad, y utilizaba como intermediario a Villordo, quien fuera chófer del funcionario durante el kirchnerismo y quien ocupara la Intendencia de Quilmes entre 2003 y 2007.
Según consta en la causa, Pérez Corradi, extraditado hace dos semanas desde Paraguay, habría pagado primero 5 mil pesos mensuales y luego 100 mil pesos mensuales para no ser involucrado por la Policía en los negocios ilícitos que llevaba adelante.
Villordo fue el hombre de confianza de Aníbal Fernández para ser el intendente de Quilmes entre 2003 y 2007, cargo que él había ocupado entre 1991 y 1995, antes de pasar a ser funcionario provincial y más tarde nacional, con el presidente provisional Eduardo Duhalde y luego con Néstor y Cristina Kirchner. (DyN y NA)

Compartir