Una estrella amarilla por Juan Carlos Fernández

Familiares de Juan Carlos Fernández e integrantes de la Fundación Estrellas Amarillas, se congregaron en el lugar donde falleció el motociclista, para pintar una estrella en su memoria. El siniestro ocurrió el 6 de agosto de 2015.
Su viuda María Suárez, junto a sus hijos, pintó la estrella en José Ingenieros 1150. Señaló que “esto genera mucho movimiento por los chicos, por los papás, moviliza mucho, más cuando mañana es el aniversario”, indicando que la fecha fue especialmente elegida por eso.
“Cuesta mucho seguir, cuando se sale y no se vuelve”, aseveró. Recordó que Fernández dejó cuatro hijos, de 25, 24, 15 y 3 años, asegurando que “para los más chiquitos es más difícil”. Agradeció el acompañamiento de la gente de la fundación y reflexionó que “la tarea sirve para crear conciencia”.

Estrella.
Por su parte, Romina Aguirrezabala, en calidad de secretaria administrativa de la Fundación Estrellas Amarillas, expresó que “por un lado estamos contentos de volver a pintar estrellas, que no se venía realizando por falta de autorizaciones; por otro lado, es un sentimiento terrible: como voluntaria me siento sin aire de la tristeza por tener que repetir esto, sabiendo que tenemos una carpeta llena de solicitudes”. Reparó en que “tenemos la ilusión de que esto se termine de una buena vez y que realmente, la gente tome conciencia”.