Una piquense diseña lencería adaptada para pacientes oncológicas

CON DOS AÑOS EN EL RUBRO YA SE PRESENTO EN IMPORTANTES DESFILES

Ana Clara Palozzo desde hace más de una década está radicada en el Reino Unido, donde está casada con un argentino y es madre de dos hijos. Entre los productos que diseña se destaca la ropa interior adaptada a las mujeres que se sometieron a cirugías de mamas.
GENERAL PICO – La piquense Ana Clara Palozzo de Gasparini está radicada junto a su familia desde hace más de una década en Inglaterra, donde desarrolló una línea de lencería femenina, que incluye algunos diseños adaptados a mujeres que sufrieron cáncer de mama. El año pasado presentó sus productos en un importante desfile y está abocada al fortalecimiento de su emprendimiento productivo que se gestó hace dos años.
La piquense se formó en la Ciudad de Buenos Aires en diseño textil y de indumentaria, y durante el cursado de su carrera desarrolló interés por la lencería, sobre la cual realizó distintos cursos paralelos a su carrera. De esta manera pudo profundizar en el diseño y en la construcción de la lencería para mujeres.
Finalizados sus estudios se casó con su actual pareja y en diciembre de 2004 se mudó a Inglaterra. La familia argentina luego de varias mudanzas se instaló en 2008 en el poblado de Frodsham, ubicado en cercanías a la ciudad de Chester, a 20 minutos de Liverpool.
“Durante los primeros años que vivimos en el Reino Unido tuvimos dos hijos. Entre mudanzas y la familia, trabajar en el ámbito de la moda siempre fue un desafío. No bien mis dos hijos comenzaron la escuela, empecé a construir mi propio emprendiendo de moda en enero del 2014, que se llama ‘Ana Clara Lingerie'”, indicó en diálogo con LA ARENA.
“Dada mi pasión por la lencería comencé diseñando corpiños hechos a medida en un cuarto que alquilé dentro de una tienda. Durante el primer año gané experiencia mientras seguí investigando un poco acerca de la demanda y descubrí que las mujeres que sufren de cáncer de mama, luego de las operaciones no consiguen una prenda interior que se adapte a las nuevas necesidades, por lo que expandí mi diseño y también incluí el diseño para el ajuar de novias y todo tipo de lencería para ocasiones especiales”.

Crecimiento comercial.
Al cabo de un año, la creciente demanda llevó a la pampeana a mudar su negocio a un lugar donde tuviera una mayor visibilidad y exposición. Fue entonces que comenzó a promocionar su emprendimiento en distintos eventos de moda y de diseño, como así también en las redes sociales y en revistas especializadas.
“Luego de un año, mudé mi negocio a otro lugar en la villa que me diera más visibilidad. Mi atención es meramente personalizada. Mis clientes solicitan una cita y durante de la primera entrevista hablamos acerca del diseño de la lencería, elegimos los tejidos, encajes, colores y tomo las medidas del cuerpo. Luego desarrollo la moldería para el cuerpo de la clienta y construyo el corpiño base con el cual la persona vuelve para la primera prueba del mismo”, contó la piquense.

Exposiciones y desfiles.
La piquense explicó que durante las pruebas trabaja el corpiño sobre el cuerpo de la persona, hasta que logra conseguir la moldería que se ajusta a las pretensiones de las mujeres. Luego una vez obtenida la moldería correcta, “fabrico el producto final con los tejidos seleccionados por el cliente, para lo cual cuento con máquinas de coser industriales para obtener una óptima calidad en mis productos”.
La pampeana de 38 años, quien se mostró muy entusiasmada con su carrera de diseño, contó que pudo mostrar sus productos en desfiles importantes y expresó que busca lograr posicionarse en el mercado local.
“En noviembre del año pasado presenté mi primera pequeña colección en un desfile de moda organizado por una caridad, que se llevó a cabo en Eaton Hall, Chester, en una de las residencias del Duque de Westminster. Sigo trabajando fuerte para hacer crecer mi emprendimiento y posicionarme en el mercado local y regional, ofreciendo productos exclusivos de calidad y con diseño individualizado para cada cliente”, finalizó la pampeana.