Policía condenado por raptar a una joven

El Tribunal de Audiencia, conformado por los jueces Carlos Besi, Andrés Olié y Daniel Sáez Zamora, condenó ayer al policía Daniel Aníbal Pérez a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional, por ser autor material y penalmente responsable del delito de rapto en perjuicio de una joven de 18 años. Además le impuso, como reglas de conducta, la obligación de fijar residencia y presentarse mensualmente ante el Patronato de Liberados o el organismo que lo reemplace por el plazo de tres años.
Los jueces dieron por probado que el 11 de mayo de 2012, a la noche, la joven concurrió a la casa de servicio del destacamento policial donde vivía el acusado. Allí, Pérez le dio para beber “un trago que contenía Gancia con Sprite, al cual le incorporó benzodiacepina, provocando un estado de somnolencia y confusión en la víctima, con la finalidad de ejercer sobre ella actos de contenido sexual –los cuales no han sido corroborados, en su alcance y modalidad–, reteniéndola hasta aproximadamente la una del día siguiente, momento en el cual la llevó a un domicilio donde estaban sus amigas”, de acuerdo con fuentes judiciales.

 

Compartir