Portugal se consagró campeón por primera vez en su historia de la Eurocopa

El seleccionado portugués de fútbol, aun sin su máxima figura Cristiano Ronaldo quien salió lesionado en el primer tiempo, se consagró hoy campeón por primera vez en su historia de la Eurocopa con el triunfo en el suplementario ante el local, Francia, por 1 a 0.
El delantero Eder marcó el tanto de la gloria para los portugueses a los 4 minutos del segundo tiempo suplementario con un remate cruzado, a media distancia, que provocó la algarabía del plantel dirigido por Fernando Santos en el Stade de France de Saint-Denis, en las afueras de París.
Portugal, que fue de menor a mayor en el certamen, soportó la localía de Francia y la lesión de Ronaldo. Mientras que el arquero Rui Patricio como figura excluyente, más la aparición certera de Eder, explicó la obtención de la Eurocopa en un partido parejo que exhibió un nivel discreto y que fue emotivo en el alargue.
Francia fue superior en la primera parte porque tuvo más el balón y las mejores situaciones, escasas, pero aproximaciones al fin que fueron anuladas por el gran trabajo del arquero Rui Patricio.
La primera jugada que confirmó el buen nivel del arquero portugués fue el cabezazo del delantero Antoine Griezmann, a la carrera, que lo exigió de sobremanera y tiempo después, un remate del volante Moussa Sissoko, tras buena jugada individual, lo convocó una vez más para dejar en cero su arco.
Portugal sufrió un golpe duro en lo anímico con la lesión de su máxima figura. Ronaldo recibió el balón y el contacto físico con Dimitri Payet le produjo un golpe en la rodilla izquierda que lo sacó de la final.
Sin embargo, el conjunto francés, que mantuvo la presión sobre João Mário, Renato Sanches y William Carvalho, disminuyó su presencia en ataque e inquietó a Portugal con el disparo de Sissokok, que encontró bien parado a Rui Patricio.

Arquero de figura.
En la segunda parte, Rui Patricio reafirmó su condición de figura del partido cuando desvió por encima del travesaño otro cabezazo de Griezmann. En su segunda intervención, atajó con la mano izquierda el remate cruzado de Oliver Giroud y le negó el gol a Sissoko con las manos tras un fuerte envío de media distancia.
El conjunto galo, en el primer minuto de descuento, estuvo a un paso de gloria. El delantero Andre Pierre Gignac gambeteó en el área a Pepe, lo dejo en el piso, y sacó un disparo que también superó a Rui Patricio, pero la pelota dio en el palo y fue rechazada por la defensa portuguesa.
La imagen de Francia, más entero al finalizar los 90 minutos, se revirtió por completo cuando Portugal sacó provecho de mayor capacidad física y puso en jaque al local con los contraataques.
Éder, una de las figuras de la noche, dio aviso con un cabezazo en el primer tiempo suplementario que atajó Lloris y en la segunda parte estuvo a punto de abrir el marcador con el remate en el tiro libre de Moutinho que dio en el travesaño.
La aparición un solitario Eder frente a dos defensores por delante y tres volantes por detrás, no lo inhibieron para sacar un disparo cruzado al ángulo inferior izquierdo que dejó sin chances a Lloris, a pesar de su estirada, y le preparó un lugar en la historia del fútbol portugués.
Francia, que perdió por primera vez en partidos oficiales ante Portugal sobre cuatro partidos, no reaccionó y vio cómo Portugal, que fue subcampeón como organizador en 2004, festejó su primera conquista aun con Cristiano Ronaldo, muy emocionado, lesionado en la rodilla izquierda. (Télam)

Compartir