Prepararon una torta gigante que busca entrar al Récord Guinness

Una torta frutal de 750 metros, que fue elaborada para alcanzar el récord Guinness, y de la que podrán sacarse alrededor de 10.000 porciones, es la gran atracción de los festejos organizados por el municipio capitalino al celebrarse el 331º aniversario del traslado de San Miguel de Tucumán desde Ibatín a su actual emplazamiento.
Más de 60 pasteleros trabajaron toda la noche para confeccionar la torta frutal de 750 metros, tamaño que será certificado ante un escribano público para alcanzar el récord Guinness y superar la marca de la torta más larga que hasta hoy era de 561 metros y fue elaborada en Indonesia.
“La torta se fue ensamblando de a poco y se utilizó materia prima que nos garantiza la conservación en buen estado hasta el momento de ser cortada y repartida a las personas que asistan a los festejos”, explicó Juan Rufino, uno de los especialistas convocados para llevar adelante este proyecto que fue avalado por el sindicato de pasteleros.
Los bizcochuelos, que tienen 50 centímetros de largo cada uno, fueron hechos por distintas panaderías y colocados en dos mesones con forma de U que se montaron sobre las dos manos de la avenida Mate de Luna, junto al Monumento al Bicentenario, en la zona del parque Avellaneda. A partir de ahí, 60 pasteleros se encargaron de ensamblarlos, cubrirlos con merengue y darle toque final ya que en la parte superior se escribieron las estrofas del himno nacional.
Para elaborar la torta se utilizaron 40.000 huevos, 1.350 kilogramos de harina y cuatro toneladas de azúcar, a lo que deben agregarse 500 kilos de frutas (frutilla, pera, banana y frutas abrillantadas) y 2.000 kilogramos de dulce de leche utilizados para el relleno.

Con tonelada de merengue.
El pastel gigante fue recubierto con una tonelada de merengue que se elaboró con cinco batidoras industriales instaladas en el parque Avellaneda. Lo novedoso, además del tamaño, es que una parte de aproximadamente 40 metros de la torta es apta para personas celíacas.
Desde muy temprano muchos vecinos se acercaron hasta el parque Avellaneda para observar el trabajo de los pasteleros, aunque las porciones -se calcula que serán unas 10.000- serán repartidas durante los actos oficiales programados por el municipio capitalino que incluyen espectáculos artísticos y una feria denominada “Entre Letras y Sabores”, donde diversas colectividades expondrán su gastronomía, música y tradiciones.
Un espectáculo de fuegos artificiales coronará la gran fiesta y desde la oficina de prensa del municipio capitalino se informó que habrá sorteos entre las personas que asistan y el premio principal será una moto cero kilómetro.
El acto central será encabezado por el intendente Germán Alfaro, quien esta mañana visitó al gobernador Juan Manzur para invitarlo personalmente a participar de la celebración.

Compartir