Preparativos en Algarrobo del Aguila ante un inminente aumento del río Atuel

El Comité de Crisis del río Atuel se reunió este mediodía en la Secretaría de Recursos Hídricos para analizar aspectos organizativos como consecuencia de la crecida que se registra. Participaron los representantes del gobierno provincial, de la Cámara de Diputados y otros actores que intervienen en forma directa o indirecta.
El titular de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, informó que la reunión fue convocada “para prever lo que puede llegar a venir”.
“El comité de crisis va a trabajar en Santa Isabel y Algarrobo del Águila, zonas que sufren el problema originado en el río Atuel. Hoy tenemos un encuentro con los actores que nosotros consideramos deben estar -ejemplo Defensa Civil- ante eventuales inundaciones”.
Prevenir construyendo defensas.
El secretario adelantó que estaba previsto ofrecer un panorama sobre lo que puede llegar a ocurrir si el Atuel sigue escurriendo o si se mantiene la situación ambiental, tal como viene sucediendo en los últimos días.
“Es justamente previendo que a mediados o a fines del mes que viene (julio) se llenen las represas y el caudal que está hoy presente se intensifique, lo que tendría como consecuencia que se registren inundaciones en el oeste. Por eso es que ayer comenzamos a trabajar con Vialidad Provincial, realizando los alteos y defensas en Algarrobo del Águila que es quizá la localidad más comprometida. Posteriormente, empezaremos a relevar los puestos con los que vamos a trabajar para prever cualquier inconveniente”, señaló.
“Estamos abocados a los dos pueblos. En Santa Isabel, de no activarse el viejo cauce del Atuel, no tendríamos problemas. En Algarrobo del Águila, como está actualmente, habría problemas si el caudal se duplica. Prevemos que puede llegar a eso, de tal manera que estamos trabajando en las defensas”, dijo.
“Después, tenemos distribuida una grilla de puestos sobre el Atuel donde visitaremos uno por uno para verificar sus defensas, queremos recorrer para evaluar cada situación” comentó.
Lo que se deben construir son alteos, terraplenes, y en el último de los casos, en un caudal excesivo, hacer tareas de evacuación.
Apertura de compuertas.
Schlegel informó que el caudal se mantiene y proviene de la apertura de compuertas de Rincón del Indio. No obstante advirtió técnicamente que aguas arriba existen embalses muy grandes (Complejo Nihuiles y Valle Grande) que llegan a colmarse hasta los 373 hectómetros cúbicos. “Superado eso, todo el caudal va a escurrir hacia territorio pampeano”, indicó.
Precisó que en estos momentos el río Atuel está en un nivel de 25 metros cúbicos por segundo. “Cuando se llenen las represas, esos 25 metros que vienen a La Pampa, más otros probables 10 m3/S, tendríamos serias complicaciones porque en estos momentos no estamos preparados para ese caudal. Por eso, naturalmente debemos prepararnos para un caudal superior a lo que viene hoy puntualmente”.
El funcionario explicó que una vez que una represa se llena no se puede controlar más. “Toda represa se construye con las compuertas para dejar pasar el agua, pero a la vez incluyen un vertedero para que cuando la presa se llene, no haya problemas estructurales. Entonces, el agua pasa por los vertederos y no se puede controlar, ahí directamente lo que entra, sale hacia el cauce aguas abajo”.

Compartir