Actor ciego protagoniza obra de Kafka en la sala ATTP

ACTOR CIEGO EN LA SALA ATTP

La puesta en escena “Informe para una academia”, de Franz Kafka, volverá a estar en cartel este fin de semana en Santa Rosa, Doblas y Ataliva Roca. La obra lleva la dirección del actor pampeano Juan Pérez, y es protagonizada por el actor ciego Sergio Tapié, oriundo de Ataliva Roca.
“Informe para una academia” se presentará mañana y el viernes 8 de julio a las 21.30 en la sala ATTP de Santa Rosa; mientras que el sábado a las 20.30 lo hará en la Casa de la Cultura de Doblas y el domingo a las 20 se podrá ver en el Salón de Jubilados de Ataliva Roca.
La obra aborda la vida de un simio africano que se humaniza y triunfa en el mundo del espectáculo. Descifrando los rebotes contemporáneos, como la crisis del hombre y la angustia del individuo en una sociedad opresora y pervertida, el personaje destacará lo que ha ganado y perdido en su proceso de humanización.
“Informe para una academia” cuenta con la actuación de Sergio Tapié, de 44 años. El ahora actor nació ciego en la localidad de Ataliva Roca, pero vivió en el campo hasta los 30 años, lejos de la sociedad y con pocos afectos de contención.
El año pasado, Juan Pérez comenzó a dar un taller de teatro en esa ciudad, donde conoció a Tapié, quien se vio interesado en tomar clases. El ya había participado en el programa de Nación, “Teatro por los pueblos”, que ya no existe. “A partir de eso él quedó muy enganchado, si bien le tocó un texto cortito fue muy efectivo porque tenía el remate de un chiste, y quedó muy entusiasmado”, contó Pérez. “Aparte había hecho unos talleres en la escuela de ciegos y me propuso tomar clases conmigo, que al principio me asustó porque yo no tenía pedagogía teatral como para él, una persona no vidente”, explicó. “Primero le dije que no; al otro día hablé con un amigo, el Colo Barruti que es director de la Biblioteca Teatral Alberto Mediza de La Plata, y me dijo que él me daba una mano”.
En ese momento comenzó el trabajo duro. “Era muy difícil porque una persona no vidente no tiene conocimiento en prácticas de ejercicios teatrales. Había que desmenuzarlo constantemente, yo mostrarle con mi cuerpo cómo hacer un ejercicio. El fue entendiendo de a poco, yo le mostraba con mi cuerpo, y él con sus brazos y manos tocaba e iba aprendiendo”, expresó el director.

Imágenes ciegas.
Uno de los mayores retos para Pérez y Tapié se ocasionó a la hora de memorizar el texto de Kafka, que en escena ocupa casi una hora de monólogo; y para llegar a eso el actor debió aprender a imaginarse cosas, objetos, y seres que jamás en su vida conoció. “Yo le pregunté ‘¿sabés lo que es un mono?’, y él me respondió ‘¿qué es un mono?’. Entonces le tuve que describir lo que era el animal, sus pelos, sus comportamientos; empezamos a trabajar desde ese lado. Lleva mucho tiempo porque desde que uno descubre hasta dónde puede llegar con una persona que no tiene ese conocimiento, tiene mucho pudor porque no es lindo dejar en evidencia que uno es un ignorante”, sostuvo Pérez.
Sergio tiene 44 años y vivió 30 de ellos en el campo, a 45 kilómetros de Santa Rosa y a tan sólo 3 de Ataliva Roca. Hace 14 años, con la ayuda de gente del pueblo pudo mudarse a la localidad y comenzar a conocer la vida en sociedad. “Es difícil entender. Empezó a sentir, a tocar, a poder valerse por sí mismo”, contó Pérez. “Su actuación está toda basada en la imaginación de Sergio, porque yo no puedo jugar con imágenes con él, era todo más complejo, y fue un desafío impresionante”, aseguró.
El estreno de la obra se realizó hace algunas semanas atrás, y el público aplaudió de pie. El actor y el director esperan poder seguir presentando la puesta en todas las salas del interior de la provincia. Mientras tanto, desde el Gobierno de La Pampa, se presentará la próxima semana el caso de Sergio Tapié para que pueda ser parte del Programa de Apoyo a Artistas con Discapacidad que otorga Conadis, dependiente de la Presidencia de la Nación.

Compartir