Presentan un proyecto para bajar la edad jubilatoria de los docentes

El diputado Luis Solana (PS) pidió tratar en el marco del Presupuesto 2018 la modificación al régimen de jubilación de las y los docentes de Escuelas Hogares, Escuelas de Nivel Inicial y Educación Especial, para que puedan retirarse antes, atento a la carga laboral que conllevan esas modalidades.
Actualmente en la provincia hay 26 Escuelas Hogares cuyos docentes serían beneficiados con la modificación del artículo 49 de la NJF 1170, además de las maestras jardineras y de Educación Especial. Solana pidió que para el personal docente la edad mínima jubilatoria prevista de 55 años se reduzca un año por cada ocho años de servicios prestados en la modalidad considerada. En caso de servicios prestados en esas modalidades inferiores a 8 años, la edad mínima requerida se reducirá proporcionalmente al tiempo trabajado.
“Debemos contemplar las situaciones especiales de estos docentes. El proyecto se lo vamos a estar presentando a la ministra de Educación para que se considere para el próximo año”, indicó Solana. Esta iniciativa ya tenía antecedentes legislativos que no habían prosperado y contaba con el acompañamiento de firmas de docentes de Escuelas Hogares que habían contribuido en su redacción.
En los fundamentos Solana consideró que debería bajarse la edad jubilatoria a los docentes de estas modalidades por la carga laboral física, psico-afectiva y mental “que transforma cada puesto de trabajo en una situación particular”. Y dio como argumento el mayor esfuerzo físico en la interacción y la comunicación, la carga mental fuera del tiempo y el lugar de trabajo, la toma de decisiones permanentemente ante situaciones imprevistas, la carga de trabajo al ser los alumnos de corta edad y los alumnos con necesidades educativas especiales cuya atención aumenta el esfuerzo físico y mental.
“En las Escuelas Hogar los docentes deben dar su esfuerzo a tiempo completo porque deben estar disponibles para realizar las tareas propias de la función docente y otras que la propia denominación de las escuelas lleva implícita, relacionadas con la palabra hogar, y la enorme responsabilidad que tiene al tener a su cuidado, no solo el aprendizaje de niñas y niños de corta edad. Estos establecimientos se localizan en lugares inhóspitos y las condiciones habitacionales y laborales son deficientes”, indicó el legislador.
La aprobación de este proyecto “será no solo un acción justa como reconocimiento a sus tareas, aliviando en una pequeña parte la fatiga residual de sus beneficiarios, sino que redundara en beneficio del sistema educativo en general”, consideró Solana.

 

FOTO: ARCHIVO, A MODO ILUSTRATIVO