Primera División: River empató con San Martín de San Juan y es uno de los escoltas

River Plate no pudo con San Martín de San Juan, con el que finalmente igualó 1 a 1, por la tercera fecha del torneo de la Independencia de Primera División. El equipo de Marcelo Gallardo interrumpió así la marcha ideal que había adquirido en los dos primeros partidos, mientras que el conjunto ‘verdinegro’ sumó su segunda unidad en el torneo y continúa sin ganar.
El conjunto ‘millonario’ abrió la cuenta a los 29 minutos del primer tiempo por intermedio de Lucas Alario. Y en la segunda parte, a los 12 minutos, estampó el empate el equipo sanjuanino, por mediación de Gustavo Villarruel.
En el primer tiempo, el equipo local asumió la iniciativa, sí es cierto. Pero le costó traducir ese intención de jugar en campo contrario. Más allá de que Leonardo Ponzio se instaló bien en la zona central, quitando y distribuyendo con criterio, el elenco ‘millonario’ no podía generar situaciones de riesgo para inquietar a Luis Ardente.
Por el contrario, el combinado ‘verdinegro’ tuvo la primera aproximación concreta, sobre los 20m., cuando Gustavo Villarruel metió un disparo cruzado que se fue desviado.
Cuando poco pasaba en el partido, a los 29 minutos, los dirigidos por Marcelo Gallardo se pusieron arriba en la pizarra. El mediocampista Ignacio Fernández mandó un centro desde el costado derecho, justito para la cabeza de Alario, quien hizo un movimiento sutil y descolocó a Ardente, para adelantar al elenco de Núñez.

Se lo empataron.
En la segunda parte, con el marcador a su favor, pareció que River iba a consolidar la diferencia, haciéndose fuerte en la posesión del balón.
Asomó Gonzalo Martínez, con algunas maniobras interesantes; Andrés D’Alessandro buscó hacerse referencia. Pero los dos conductores alternaron buenas con malas y así los locales no pudieron plasmar esa superioridad que se palpaba en el ambiente.
Entonces, San Martín, que nunca renunció a la posibilidad de jugar, más allá de que las cosas no le salían, tuvo la oportunidad y no la dilapidó.
Fue sobre los 12 minutos cuando Sebastián Navarro abrió hacia la izquierda para un interesante Ezequiel Montagna y el jugador cuyo pase pertenece a San Lorenzo metió desborde y centro. Por el centro surgió Villarruel, quien llegó apareado por defensores rivales, pero se hizo un hueco para meter el remate que decretó la igualdad.
El gol provocó un cimbronazo en un River que se vio sorprendido y no tuvo respuestas. Por el contrario, los dirigidos por Lavallén insistieron y casi provocan el desnivel con un remate del colombiano Mauricio Casierra, que fue rechazado por el pibe Augusto Batalla.
A River se le cerraron los caminos; el lateral derecho paraguayo Moreira ya no subió tanto (fue bien tapado por los carrileros visitantes) y dependió de alguna que otra maniobra aislada. Así, cuando el encuentro ingresaba en la penumbra, el debutante Olivera le metió un pase en cortada al ingresado Iván Alonso y el uruguayo reventó el travesaño, con un disparo ante la salida apurada del arquero Ardente. (Télam)