Proponen resguardar obra de Bustriazo

El proyecto, según su autora, pretende ser una herramienta más junto a la Ley N° 1598 de la provincia de La Pampa, que declara de interés provincial la obra completa del poeta pampeano Juan Carlos Bustriazo Ortiz.
La senadora nacional Norma Durango presentó un proyecto de ley para que sea declarada de interés nacional “la preservación de la obra completa del escritor pampeano Juan Carlos Bustriazo Ortiz”, según el escrito al que tuvo acceso este diario.
“La intención es salvaguardar este valioso e irrepetible patrimonio cultural de mi provincia. La creación del ‘Penca’ está instalada en el imaginario pampeano gracias a que dio letra a sus cantores, y por qué no, gracias a los cantores que dieron música a esta letra. Por esto mismo la obra de Bustriazo es tan significativa para los pampeanos. Una letra que sigue sin descubrirse, que susurra desde el desierto. Entre las imágenes que se plasman en sus poemas se muestra la problemática del río Salado y el Atuel, tan presente todavía, y así algunos fueron tomados para formar parte de El Cancionero de los Ríos, libro editado por primera vez en el año 2001, en defensa de los ríos de La Pampa”, argumentó la ex gobernadora.
En los fundamentos, Durango recuerda que Bustriazo Ortiz nació en Santa Rosa, fue telegrafista durante algo más de una década, profesión con la que recorrió la parte desértica de La Pampa. También fue linotipista. Pero fue entre peña y peña que el Penca, o el Flamenco Bustriz, como le decían, comenzó a forjar su poesía.
“Su obra completa, aparentemente 79 títulos, se llama Canto Quetral (“quetral” en mapuche significa “fuego”), aunque sólo siete fueron editados: Elegías de la piedra que canta, 1969; Aura de estilo, 1970; Unca bermeja, 1984; Los poemas puelches / Quetrales: Cantos del añorante, 1991; Libro del Ghenpín, 2004 y Herejía bermeja, 2008″, recordó.
En ellos se puede distinguir las tres etapas que señalan estudiosos de su obra como Carla Rivara y Dora Battistón: una primera, de 1954 a 1969, que corresponde al cancionero y se caracteriza por la intención de cantarle a la región y por el uso de los esquemas métricos tradicionales (estilos, zambas, milongas); una segunda etapa que se entiende como de transición, entre los años 1969 y 1970, donde el contenido continúa ligado al ámbito rural pero en la forma abandona el esquema fijo de la canción; y una tercera etapa, de 1970 a 1987, en la que se repliega en Santa Rosa mientras su poesía estalla en múltiples formas de experimentación.

Palabras.
“He inventado muchas palabras, sí. Lo hice porque yo quería decir alguna cosa y no podía con las otras palabras existentes. Con el idioma hacía muchas cosas. Huesolita por ejemplo, es de hueso, solita. Delgadita, algo así”, decía Bustriazo. El Piedra Juan, como también lo llamaban sus amigos, falleció el 1 de junio de 2010, a los 81 años. De su obra, casi 80 títulos, solo se han publicado siete. El resto de sus poemarios, siguen sin ver la luz.
“Este proyecto pretende ser una herramienta más junto a la Ley N° 1598 de la provincia de La Pampa, que declara de interés provincial la obra completa de Juan Carlos Bustriazo Ortiz, para salvaguardar este valioso e irrepetible patrimonio cultural de mi provincia”, concluyó Durango.

Compartir