Prorrogaron la emergencia sanitaria

TENSO DEBATE EN DIPUTADOS POR LA SITUACION DE SANTA ROSA

Los diputados provinciales mantuvieron ayer tensos cruces durante la sesión, en los que debatieron sobre la responsabilidad de cada partido político por el estado actual de la capital pampeana.
En la sesión de ayer, presidida por la legisladora Alicia Mayoral ya que el vicegobernador estaba desempeñándose como gobernador en la Casa de Gobierno, se aprobó la prórroga hasta el 2019 de la Emergencia Sanitaria en Santa Rosa, la preocupación manifestada al gobierno nacional por las nuevas rutas aero-comerciales, y el requerimiento al gobierno provincial para que se repare la ruta N°4. Además, se aprobó por unanimidad la transferencia de un inmueble a Eduardo Castex para instalar una planta de reciclado.

Polémica.
El tema que despertó mayor polémica en el recinto, a pesar de que, tanto previamente en comisión como en la sesión haya tenido el visto bueno de todos los bloques, fue el proyecto presentado por el diputado Martín Berhongaray, por el que proponía la extensión hasta el 31 de diciembre del 2019 de la Emergencia Sanitaria del Sistema de Agua y Cloacas en Santa Rosa. Si bien todos estuvieron de acuerdo en que es necesario que siga en vigencia la Ley 2915, los cruces entre los diputados tuvieron que ver con la responsabilidad de cada partido político por el estado actual de la capital pampeana.
El autor del proyecto, argumentó en un principio, que “la emergencia habilita una mayor rapidez de las herramientas administrativas, para que el Ejecutivo provincial contrate las obras necesarias para paliar o resolver la emergencia”. También, aclaró que “esto no será un cheque en blanco porque deberá informar sobre las acciones que lleve adelante. Y también lo autoriza a subscribir convenios técnicos para las obras que hacen falta”. Finalmente, dijo: “Está de más expresar el cuadro preocupante, y que se sigue agravando, de Santa Rosa”.

Réplica.
Rápidamente, el diputado Darío Hernández solicitó la palabra y, después de hacer un breve relato desde el día que se declaró la emergencia hasta la fecha, acusó al gobierno municipal de desidia. “La verdad parecería que los únicos que no entienden la situación de Santa Rosa son las autoridades municipales, especialmente el intendente, y el secretario de Obras Públicas que en plena crisis se tomó licencia”, dijo. Posteriormente, siguió: “El municipio siempre tiene algún problema para resolver las cosas, y yo la verdad no sé si están esperando que haya una epidemia, como por ejemplo lo que vive el Barrio Butaló”. Finalmente, y después de mostrar fotos de ese sector inundado de líquidos cloacales, concluyó: “Voy a votar afirmativamente, pero creo que la Cámara debería tener una decisión más fuerte”.
Nuevamente, Berhongaray tomó la palabra y admitió que el convenio entre provincia y municipio para iniciar una obra en el Barrio Butaló “aún no se ha firmado”, pero indicó que “los caños que hace 60 años están se han vuelto obsoletos, y eso no es una responsabilidad de esta gestión, sino que durante todo este tiempo no se ha hecho nada en este sentido”. Sin embargo, recalcó que “no podemos prendernos en este cruce de responsabilidades porque todos debemos colaborar, y no se colabora desgastando una gestión”.
El diputado Carlos Bruno, suscribió a las palabras de su par, y dijo “Hernández está sorprendido por estas cosas, pero quienes vivimos acá no, porque hace rato están estos problemas, y es un problema de arrastre, por eso en poco tiempo no se puede solucionar pidiéndole soluciones mágicas a la municipalidad cuando viene de larga data”.
Desde el Bloque del PJ, el diputado Roberto Robledo apuntó contra la gestión de Altolaguirre: “Hay que tener sensibilidad, y eso también es meter mano en el bolsillo como lo hace el gobierno provincial auxiliando a Santa Rosa, y no como la municipalidad que tiene fondos millonarios y no los toca. Tienen los mangos depositados en el banco”, advirtió.
Por último, Ariel Rauchenberger contó que “Verna invirtió 120 millones y serán 350 millones los que se inviertan en Santa Rosa por la Emergencia. Además, el 26 de julio de este año le ofreció el pago de la obra de Butaló, y ese es el convenio que todavía no se ha firmado. Ha pasado tiempo y esto es inoperancia”, finalizó el diputado.

Más discusiones.
En otro orden de cosas, se aprobó con algunas polémicas pero por unanimidad la iniciativa de Fernando Perelló, por la que solicita al Poder Ejecutivo Provincial la reparación de la ruta provincial N° 4 desde la ruta nacional N° 35 hasta la ruta provincial N° 11.
Luego, se aprobó por mayoría y se rechazó por minoría del bloque Cambiemos y Mofepa el proyecto de resolución presentado por Espartaco Marín, en el que se comunica al Poder Ejecutivo Nacional su preocupación por las nuevas rutas aero-comerciales que incluyen a la capital de la provincia de La Pampa y solicita informe sobre diferentes puntos referidos al tema.
Más adelante, se aprobó en forma unánime el proyecto de ley del Poder Ejecutivo, por el que se propicia la transferencia de dominio a título gratuito a la Municipalidad de Eduardo Castex, del inmueble de titularidad de la provincia, donde se proyecta instalar una planta de reciclado y tratamiento de residuos.
Por último, se aprobó por unanimidad el proyecto de Resolución por el que solicita al Poder Ejecutivo Provincial que, mediante la Dirección de Comunicaciones, realice las gestiones necesarias ante la empresa prestadora de servicio de telefonía celular, a fin de trasladar la antena situada en la intersección de las rutas provinciales N° 105 y 14 de la localidad de El Durazno, a una zona más alta.

Arquitecto reclamó por uso de válvulas.
El arquitecto Pablo Tueros utilizó la “Banca del Vecino” para reclamar que el personal del área de Agua y Saneamiento pueda retomar el trabajo de ubicación y mantenimiento de las válvulas esclusas de cierre de agua, rememorando el problema generado tiempo atrás, con la rotura de un caño en una obra en construcción de la avenida España. Por mayoría, se aprobó en comodato a la Policía Federal, un espacio en la Terminal de Omnibus.
La sesión inició pasadas las 11 y fue el edil Roberto Torres (Pueblo Nuevo – UNA) quien izó la insignia patria. Seguidamente, se le cedió la palabra al vecino Pablo Tueros. El arquitecto inició explicando que “el tema que me preocupa y ocupa es un tema archiconocido en Santa Rosa: el estado de la red de agua potable y cloacas fundamentalmente. Si bien nosotros trabajamos acá desde que nos recibimos y sabemos la deficiencia del sistema, tuvimos que vivir una situación de emergencia para tomar real conciencia de lo que sucede y del riesgo en el que estamos insertos los santarroseños y la simpleza que tienen las soluciones”.
A raíz de “una rotura de un caño en una obra en la avenida España que nos llevó a darnos cuenta que no había ninguna posibilidad de interrumpir el servicio de agua para trabajar sobre una emergencia; eso provocó que se arrojaran tres millones de litros en menos de 10 horas en una obra que por suerte tenía un pozo con capacidad de recepción. No había ninguna posibilidad de cortar el agua, porque el 70 por ciento de las válvulas esclusas se encuentran enterradas bajo el asfalto”.
“Obviamente eso conlleva a una imposibilidad de mantenimiento o reparaciones. Para acceder a las válvulas esclusas hay que romper el asfalto con una retroexcavadora, con lo cual, cualquier situación de emergencia se complejiza de una forma irracional. Una cosa tan simple como cortar el agua cerrando una válvula esclusa, en Santa Rosa no es posible”.

Solución.
Destacó que “con la poca información que tenemos, esto empieza cuando Obras Sanitarias nacional delega en la provincia a las municipalidades el control de los sistemas de agua. Hasta ese momento había protocolos sistemáticos de mantenimiento y control, hasta existía el cargo de valvulero, cuya tarea constaba en libros de registro”.
Rescató que “la municipalidad tiene en el personal afectado a Dagsa absoluta capacidad de poner en funcionamiento. Sólo hay que hacer el relevamiento del 70 por ciento de válvulas tapadas por el asfalto, descubrirlas y ponerlas en funcionamiento; a algunas habrá que hacerles un simple mantenimiento y otras habrá que cambiarlas, pero no podemos dejar esto sin atender”, concluyó.

Federal.
Al retomar el tratamiento de los puntos previstos y con la reticencia de la concejala justicialista Cristina Lezcano y también de Alba Fernández (FpV), se aprobó por mayoría el comodato sobre un espacio destinado a la Policía Federal, en la sede de la Terminal de Omnibus. Lezcano, la única que argumentó, dijo que “no se tuvo en cuenta la posibilidad de utilizar el mismo espacio para la Policía de la provincia de La Pampa. Máxime si se observa que el actual espacio que ocupa en la Terminal es un espacio reducido.
Tampoco el Ejecutivo municipal tuvo en cuenta la coordinación que prescribe la ley de la Policía Federal y que en jurisdicción provincial solo puede trabajar articuladamente con la Policía de La Pampa. Consideró entonces que el Ejecutivo municipal no evaluó el trabajo en conjunto que ambas fuerzas”.