Prorrogaron la emergencia sanitaria de Santa Rosa a 2019

La Cámara de Diputados de La Pampa aprobó este jueves por unanimidad la prórroga de la emergencia del sistema de agua potable y cloacas en Santa Rosa hasta el 31 de diciembre del 2019, tras un fuerte debate en el que la UCR advirtió al PJ que “no se colabora desgastando la gestión”.
El diputado Martín Berhongaray (UCR), autor del proyecto, dijo que “la emergencia habilita una mayor rapidez de las herramientas administrativas, para que el Ejecutivo provincial contrate las obras necesarias para paliar o resolver” el problema en la capital pampeana.
“Esto no será un cheque en blanco” al Ejecutivo, que deberá informar a la Legislatura sobre el desarrollo del Plan de Mitigación por la crisis del sistema del agua y las cloacas en Santa Rosa, que “es preocupante y se sigue agravando”.
A su turno, Darío Hernández (FR) detalló las consecuencias de la emergencia y acusó al municipio capitalino de desidia.
“Los únicos que no entienden lo que pasa son el intendente (Leandro Altolaguirre) y el secretario de Obras Públicas (Pablo de Dios Herrero) que en plena crisis se tomó licencia”, criticó.

“Desidia”.
El municipio “siempre tiene algún problema para resolver las cosas”, acusó Hernández y tras mostrar fotos de los líquidos cloacales en las calles del barrio Butaló, agregó: “Voto afirmativamente, pero la Cámara debería tener una decisión más fuerte”.
Berhongaray le respondió que “los caños están hace 60 años y son obsoletos, y no es responsabilidad de esta gestión, porque en este tiempo no se hizo nada”, por lo que aseguró que “no se colabora desgastando a la gestión”.
Por último, Ariel Rauchenberger (PJ) dijo que la provincia “invirtió 120 millones y serán en total 350″ los que destine a la emergencia en Santa Rosa” y que, “aunque el 26 de julio se le ofreció el pago de la obra el convenio aún no fue firmado. Esto es inoperancia”, opinó.
La capital pampeana atraviesa un difícil momento a partir del colapso de la red de cloacas y del sistema de pluviales, una situación agravada por las últimas inundaciones que perjudicaron a los barrios más vulnerables. (Télam)