Protestas y cacerolas contra el tarifazo en todo el país. Videos

Agrupaciones sociales, políticas, y personas que llegaron por iniciativa individual, manifestaron hoy en el Obelisco y en varios puntos del país contra el tarifazo del gobierno de Mauricio Macri, tras una convocatoria que, si bien estaba pautada para las 20, comenzó cerca de las 18, con la presencia de partidos de izquierda. 
Desde las 18, dos horas antes de la hora pautada para la convocatoria, agrupaciones de izquierda como el Partido Obrero, el MST, el Nuevo Más, y también movimiento sociales como el Frente Darío Santillán y la Tendencia Piquetera Revolucionaria, se concentraron en el Obelisco -epicentro de la protesta en la Capital Federal-, para reclamar por el llamado “tarifazo”.
Allí, se montaron carpas y hasta un muñeco de un metro y medio de alto de papel maché que sostenía un cartel que rezaba “Macri, pará la mano” mientras comenzaban a llegar de a poco y en grupos reducidos, algunas familias que, todavía en silencio, esperaban una mayor convocatoria para sacar los implementos de cocina y también de cotillón. 
Es que en la red social Twitter, desde temprano se convocó con el hasthag “Ruidazo” a manifestarse haciendo ruido, no necesariamente con cacerolas, en contra de los recientes ajustes tarifarios implementados por el gobierno. 

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren fue uno de los blancos de los carteles caseros, pancartas y gritos que pedían su renuncia, mientras se multiplicaban las acusaciones al gobierno por algunas de las medidas tomadas desde el inicio de la gestión. 
“Muchas familias estamos ‘en patas y en remera’ porque nuestros hijos no tienen ni para abrigarse ni para ponerse zapatillas, ni siquiera para ir a la escuela, y ahora se nos van nuestros sueldos en el agua y la luz, porque nosotros ni siquiera tenemos conexión de gas natural”, cuestionó Silvia, del Movimiento Brazo Libertario, quien llegó a la marcha junto con un grupo de unas 200 personas provenientes de barrios del sur del conurbano bonaerense. 
La mixtura de personas observadas en el Obelisco coincidió con los reclamos que se multiplicaban, tales como los de Gladys, una jubilada del barrio de Recoleta que sostuvo que “mucha gente está gastando ahorros de toda la vida para poder mantenerse, después de que nos han llegado boletas de gas de más de 2000 pesos”.
Mientras que Guillermo, oriundo de Campana, viajó a Buenos Aires para reclamar por la pérdida de su trabajo, y Susana, de Adrogué, se hizo presente en el Obelisco porque “los tarifazos están matando a las Pymes, y los comercios están cerrando por la cantidad de productos importados que están llegando”. 
Si bien la convocatoria tuvo relativo éxito antes de la hora pautada, no se vio en las calles principales del microcentro a comerciantes con carteles en reclamo, tal como se había pautado para las 18; incluso, a esa hora el movimiento céntrico era el típico de cualquier día de semana.
“Yo voté a Macri esperanzada, porque nos proponía un cambio, pero pensé que ese cambio iba a ser para bien, para que los argentinos estemos unidos; sin embargo, ahora discutimos con los vecinos porque a algunos nos llegó una locura en la boleta del gas y a otros, apenas llegaban a los 100 pesos”, contó Mirtha, de San Cristóbal. 
A partir de las 20, pese a la persistente llovizna, sobre las calles linderas al Obelisco, el ruido de cornetas y bocinazos anunció la llegada de más público a la manifestación, que tuvo sus réplicas en varios puntos de la Capital Federal y también del país.
En el interior.
La protesta en rechazo al aumento de tarifas de los servicios públicos que tiene epicentro en el área metropolitana de Buenos Aires, también tuvo fuerte presencia en capitales y ciudades de diferentes provincia, como Córdoba, Rosario y Mendoza, entre las más masivas.
En la ciudad de Mendoza cientos de vecinos se concentraron en el kilómetro 0 para reclamar contra los aumentos de tarifas de gas y otros servicios públicos con pancartas y cacerolas.

La convocatoria fue difundida por las redes sociales para concentrarse contra los llamados “tarifazos” a partir de las 19 en la intersección de calle San Martín y Garibaldi, de la ciudad, que fue cortada por los manifestantes, y también se extendió a las principales plazas de los departamentos del resto de la provincia de Mendoza.
En tanto, en la ciudad de La Plata también se llevó a cabo esta noche una movilización en forma de “cacerolazo y frazadazo” que convocó a centenares de manifestantes -concurrieron portando velas, frazadas y cacerolas- en la céntrica esquina de 7 y 50, en las inmediaciones de la Casa de Gobierno y la Legislatura bonaerense, aunque también hubo una concentración frente al Palacio Municipal platense.
Las protestas se replicaron en las localidades vecinas de Berisso y Ensenada.
En ciudad de Córdoba, la manifestación se concentró en la esquina de Colón y General Paz y se extendió hasta el Boulevard San Juan, frente al centro comercial Patio Olmos, en reclamo contra los aumentos en las tarifas de los servicios.
Las protestas fueron generalizadas contra el gobierno nacional, provincial y municipal, y en particular el principal reclamo de los vecinos cordobeses fue para la empresa Ecogas, debido al “elevado aumento” que se registró en la mayoría de los hogares, según reclamaron los manifestantes que llegaron en gran número y ocuparon una cuadra sobre la calle Vélez Sarfield.

Por su parte, miles de rosarinos participaron esta noche del “ruidazo” en protesta contra los aumentos de tarifas en cuatro puntos de la ciudad, con epicentro en la sede céntrica de la empresa Litoral Gas ubicada en Mitre y San Lorenzo.
“Es un acto de un pueblo que se siente cansado de no ser escuchado”, dijo Juan Milito del Centro Unión Almaceneros, una de las organizaciones que confluye en la Multisectorial contra el tarifazo de Rosario.
Juan José Sisca, de Apyme, señaló que espera “que la Corte Suprema haga justicia y retrotraiga las tarifas a los valores anteriores”, en medio de una ruidosa protesta con cacerolas y cornetas. 
En Neuquén, la “Multisectorial contra el tarifazo” encabezó una movilización para rechazar el aumento de las tarifas del gas dispuesto por el gobierno nacional, que se realizó en las inmediaciones del Monumento al General San Martín, del microcentro de la capital provincial.
Bajo la consigna “Neuquén le dice no al Tarifazo” estampado en pancartas y banderas que portaron los manifestantes que hicieron sonar sus palmas y cacerolas a los que se sumaron bocinazos de automovilistas.
En San Luis, la protesta en contra de los aumentos dispuestos por el gobierno Nacional en las tarifas de gas, electricidad y agua convocó a diferentes asociaciones de consumidores, organizaciones sociales, sindicales y políticas, que se congregaron a las 19 horas en la plaza central de la capital puntana y marcharon alrededor de la misma para expresar su descontento con el aumento desmedido de las tarifas. 
Jorge Olguín, referente de en San Luis en derechos del consumidor, manifestó que “con este aumento se ha vulnerado el derecho a la información de los consumidores, no hubo consulta pública antes de implementar el aumento”, y agregó que “se cuestiona la razonabilidad de los aumentos porque afectan terriblemente la economía de los usuarios”.
En Bahía Blanca varios centenares de personas se concentraron esta noche en el centro de la ciudad, donde pese a la lluvia y a las bajas temperaturas expresaron su rechazo al aumento de tarifas con pancartas, banderas y cacerolas frente al Palacio Municipal ubicado, en pleno corazón de la ciudad.
La movilización al igual que en otras ciudades del interior del país fue convocada a través de las distintas redes sociales.
En la ciudad de Viedma, Río Negro, varios centenares de personas pertenecientes a distintas agrupaciones políticas y vecinos, se congregaron esta tarde en la plaza Alsina de Viedma, en rechazo a los incrementos en los servicios públicos.
A pesar del frío y una leve llovizna, los manifestantes acompañaron el reclamo con pancartas, bocinazos, redoblantes, bombos y silbatos bajo la consigna “no queremos ni ajuste, ni desocupación, ni aumentos insensibles de bienes y servicios”.
Luego de la lectura de documentos referidos al tema, la multitud finalizó la jornada de protesta con una pequeña marcha por las principales calles de la capital rionegrina.
Las protestas además se desarrollaron en localidades de provincia de Buenos Aires como Mar del Plata, San Miguel, Lanús, San Isidro, entre otras. (Télam)

Compartir