¿Qué dice la carta de la embajada de Slovenia sobre La Bombonera?

El Mundo de Boca se pregunta desde hace mucho tiempo qué sucederá con la Bombonera. Sucede que son tantos los socios del club que el presidente Daniel Angelici propone construir un nuevo estadio, que pueda contener el doble de público.
La dificultad para comprar las dos manzanas vecinas imposibilitó pensar en una ampliación de allí la propuesta.
La historia y mística de La Bombonera hace que miles de turistas año a año tengan como cita segura Brandsen 805.
Ahora la embajada de Eslovenia se sumó al debate pidiendo que no remplacen a la Bombonera.
El célebre arquitecto que la diseñó es originario de Eslovenia y uno de sus discípulos habría propuesto una ampliación. Desde la embajada  propician prevalecer los criterios culturales y conservar el masivamente querido estadio.

CARTA DE LA EMBAJADA DE ESLOVENIA

“La embajada de la República de Eslovenia sigue con mucha atención los avances en la ampliación del estadio de Boca Juniors en la Boca o en la posible construcción de su nuevo complejo deportivo. La actual “Bombonera”, construida por el mundialmente reconocido arquitecto esloveno Victor Sulcic, tiene para Eslovenia un significado muy especial. Es una de las obras mas famosas del arquitecto Sulcic y uno de los símbolos más importantes de Buenos Aires. Representa el cariño y la apertura con la que Buenos Aires desde siempre recibió a los extranjeros de todas las partes del mundo, también de Europa.
A principios del siglo XX emigró a Argentina también la familia Sulcic de los alrededores de Trieste, que por entonces era parte del imperio Austro-Húngaro. Esta familia se decidió por emigrar a Argentina por motivos económicos. La vida porteña en un ambiente abierto y multicultural incidió en la creatividad de Victor Sulcic de cuyo ejemplos son el mercado del Abasto y La Bombonera, íconos de la fuerza de los inmigrantes reconocidos más allá de las fronteras argentinas.
Debido a la globalización, hoy en día las decisiones sobre la remodelación o creación de grandes complejos deportivos de interés público son más dependientes de cálculos financieros que de la importancia del patrimonio cultural o artístico. Por ser La Bombonera única en su estilo y reconocida por el mundo como un excepcional logro arquitectónico, la Embajada de la República de Eslovenia considera que es necesario arbitrar todos los medios para conservar la construcción y la imagen original. En caso contrario, Buenos Aires perdería uno de los símbolos más conocidos y uno de los estadios más emblemáticos a nivel internacional, sobre todo entre los simpatizantes de este deporte.
Sabemos que una de las propuestas de la remodelación pertenece al arquitecto esloveno Tomas Camernik, que profundizó sus estudios de arquitectura con los trabajos de Victor Sulcic, su gran ídolo, proyectó la ampliación del estadio de Boca, respetando su estilo original.
La embajada de la República de Eslovenia apela a que en la toma de decisiones sobre el futuro de La Bombonera prevalezcan los criterios culturales y artísticos profesionales que posibiliten la ampliación del estadio en un alcance racional en armonía con su entorno y con su historia.
Muy cordialmente.
Jadranka Sturm
Embajadora de la República de Eslovenia”.

Compartir