¿Qué fue la explosión que se sintió entre Villa Gesell y Pinamar?

Alerededor de las 21:25 horas de ayer miércoles 18 de mayo,  los vecinos de una amplia franja de la costa bonaerense pudieron observar en el cielo una “bola de fuego” blanca que a su paso dejaba una estela para finalmente perderse tras una fuerte detonación audible.
Desde Villa Gesell a Pinamar todos pudieron ver y sentir el fenómeno con impactante claridad.
Se sintió un temblor como si algo hubiera “caído” a tierra y se dispararon numerosos sistemas de alarma domiciliaria por la sorda explosión.
El repaso de los testimonios permite precisar con absoluta certeza que se trató del fenómeno astronómico conocido como Bólido.

 

Un Bólido es un meteoro (“estrella fugaz”) muy brillante, caracterizado por parecer una bola de fuego y crear una huella luminosa, producida por la entrada en la atmósfera de un meteoroide con una masa del orden de las toneladas, que generalmente explota antes de llegar al suelo y produce un estruendo apreciable.
El meteoroide que origina un bólido es un fragmento de asteroide o cometa cuyo peso se ubica entre 1 a 10 toneladas.
A veces se pueden encontrar en el suelo algunos fragmentos del meteoro que resisten a la completa volatilización en su paso por la atmósfera y en ese caso se denominan meteoritos.
No obstante en la gran mayoría de los casos no llega ningún fragmento a Tierra. La vibración que se siente con la explosión no proviene de la caída de un objeto sino de la onda expansiva que provoca la explosión del meteoroide a una altura que varía entre los 50 y 13 km.
Este sería entonces el caso del fenómeno observado ayer en la costa bonaerense: un meteoroide proveniente de un fragmento de cometa o asteroide de entre 1 y 10 toneladas que reventó a una altura superior a los 13 km volatilizándose. Es muy poco probable que se encuentre algún fragmento del mismo. Si podría darse que en alguna zona se deposite una fina capa de polvillo  proveniente de la explosión.

¿Se trató de un fragmento del Cometa Halley?

Como dijimos, los meteoroides que originan los bólidos provienen de fragmentos de cometas o asteroides.
Los cometas en su derrotero al Sol, van dejando en el plano de la órbita fragmentos. Cuando la Tierra cruza ese plano ingresan a la atmósfera una mayor cantidad de meteoroides que provocan las conocidas Lluvias de Estrellas.
Este año entre el 19 de abril y el 28 de Mayo se da la Lluvia de Estrellas conocida como Eta Acuáridas, con un máximo de intensidad ubicado alrededor del día 20 de Mayo.
La Tierra en este momento está cruzando entonces el plano de la órbita de un cometa, y por eso es posible observar un mayor número de meteoros. En este caso el cometa en cuestión es nada más y nada menos que el conocido Cometa Halley.
Es muy probable entonces que la intensa “bola de fuego blanca” que reportaron ver y escuchar explotar en el cielo entre Villa Gesell y Pinamar sea un fragmento del Halley que se volatilizó al ingresar a nuestra atmósfera.

Por geo@laarena.com.ar